Archivo de la categoría "Embarazo"

Vitaminas prenatales, ¿pueden causarle náuseas?

14 de noviembre, 2016 por Juviza

Vitamin

Toda mujer embarazada debe tomar una multivitamina prenatal que contenga 600mcg de ácido fólico diariamente. Sin embargo, para algunas mujeres las multivitaminas prenatales pueden causar efectos desagradables como náusea o malestar estomacal, y por esta razón dejan de tomarlas. Esto no es recomendable ya que las multivitaminas prenatales contienen vitaminas y minerales que son esenciales para el desarrollo del bebé y para tener un embarazo sano. Entonces, en este caso, ¿qué  debe hacer?

Si usted está embarazada y ha notado que sus multivitaminas le están causando náuseas usted puede:

  • Leer la etiqueta en la botella de sus vitaminas para saber qué  cantidad de hierro contienen. Muchas veces cuando la cantidad de hierro es muy alta puede causar náusea. La mayoría de las mujeres necesitan  diariamente 27 miligramos de hierro en el embarazo , al menos que su doctor la ya dicho que debe tomar más.  Pregunte si puede tomar el hierro aparte. Esto puede ayudar a disminuir las náuseas.
  • Evite tomar su multivitamina con el estómago vacío. Puede tomarla con un poco de comida o de noche unas 2 horas antes de acostarse.
  • Hable con su doctor para saber si hay alguna otra marca de multivitamina que le recomienda o que le pueda recetar. Puede que esto le ayude a tener menos náuseas.

Recuerde, que siempre es ideal hablar con su doctor si tiene alguna duda durante el embarazo. Cuidar de su cuerpo durante el embarazo y tomar las vitaminas necesarias le puede ayudar a mantener un embarazo sano.

¿Puede visitar a su dentista durante el embarazo?

28 de octubre, 2016 por Azalia

Pregnant woman looking out the window

Sí, usted puede y debe ir al dentista mientras está embarazada. Según datos recientes, más de la mitad de las mujeres embarazadas no visitan a su dentista. Todavía se tiene la creencia errónea que no es seguro ir al dentista en el embarazo. Esto no es cierto. Un buen cuidado dental reduce la cantidad de bacterias que pueden pasar de la madre al bebé durante el nacimiento. Visitar a su dentista, antes y durante el embarazo, contribuye a tener un embarazo sano y un bebé sano.

Algunos estudios demuestran una relación entre la periodontitis (enfermedad de las encías), el nacimiento prematuro y el bajo peso al nacer. Usted puede prevenir la periodontitis manteniendo un cuidado dental adecuado. Esto incluye cepillarse los dientes después de cada comida, usar hilo o seda dental a diario, usar enjuague bucal y visitar regularmente al dentista. Cuidar bien de sus encías y dientes durante el embarazo puede ayudarla a usted y a su bebé a mantenerse sanos.

Si usted está embarazada o planifica quedar embarazada vaya al dentista, especialmente si ha no lo ha hecho en el último año. En la visita dental notifique si está embarazada y también dígale que medicamentos toma, ya sean recetados o de venta libre. Su dentista puede revisar sus encías y dientes para detectar posibles problemas y así poder atenderlos a tiempo. También es importante que le hagan una limpieza dental, de esta forma se remueven residuos en sus dientes que normalmente no salen con el cepillado y uso de hilo dental en casa.

Si se identifican problemas dentales, su dentista puede recomendar el tratamiento durante el embarazo o después del parto. Según lo establece la Asociación Americana de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés), arreglar caries dentales y hacer radiografías dentales se consideran seguras durante el embarazo. Las radiografías ayudan a identificar caries y otros problemas dentales. Las radiografías dentales usan una cantidad muy pequeña de radiación. Asegúrese de que su profesional la proteja con un delantal y protector de cuello de plomo. Eso ayuda a mantener su cuerpo y su bebé seguros.

Incertidumbre en las primeras semanas de embarazo

26 de octubre, 2016 por Juviza

Contemplative woman

Durante las primeras semanas de embarazo es muy común sentir incertidumbre y preocupación. Algunas mujeres sienten ansiedad porque no están seguras si los síntomas que sienten son normales. Otras sienten preocupación cuando no se ve él bebé en el primer ultrasonido y otras expresan miedo porque temen pasar por una pérdida, especialmente si ya tuvieron un aborto espontáneo en el pasado.

Si usted está en las primeras semanas de embarazo, esto es lo que debe saber:

  • Los síntomas de embarazo pueden variar de mujer a mujer. Algunas mujeres presentan con síntomas más fuertes y otras más leves. A medida que progresa el embarazo éstos pueden  cambiar.
  • Es común no ver al bebé temprano en el embarazo. Si la mujer tiene menos de 5 semanas de embarazo, es posible que el bebé no sea visible con el ultrasonido.
  • Algunas mujeres sienten dolores abdominales o cólicos durante el embarazo. Son similares a los dolores que se siente durante la menstruación, pero son más leves. Esto ocurre porque los músculos y ligamentos que sostienen el útero se van estirando.
  • Es posible que se presente un sangrado leve y corto en las primeras semanas de embarazo. Esto es conocido como sangrado de implantación. En otras mujeres este leve sangrado puede ser a causa de los cambios hormonales o los cambios en el cuello uterino.

Es normal sentir confusión sobre los diferentes cambios que están ocurriendo en su cuerpo. Sin embargo es importante hacerle cualquier pregunta que tenga a su proveedor de cuidados prenatales.

¿Qué tan peligroso es enfermarse con influenza en el embarazo?

19 de octubre, 2016 por Azalia

contemplative pregnant woman

El sistema inmunitario es la forma que tiene su cuerpo de protegerse contra las enfermedades. Cuando su cuerpo detecta algo que puede perjudicar su salud, por ejemplo un virus, el sistema inmunitario trabaja arduamente para combatirlo. Durante el embarazo su sistema inmunológico está debilitado, es por esto que usted debe protegerse de diferentes tipos de infecciones. Especialmente debe protegerse contra la influenza.

La influenza puede ser perjudicial durante el embarazo porque sus pulmones, mas que nunca, necesitan más oxígeno. Esto es más crítico durante el segundo y tercer trimestre, cuando su abdomen en crecimiento pone presión sobre sus pulmones haciéndolos trabajar más arduamente en un espacio más pequeño. Es posible que se sienta con falta de aliento en ocasiones. Su corazón también está trabajando mucho. Está ocupado suministrando sangre a usted y a su bebé. Todo eso significa que su cuerpo está estresado durante el embarazo. Ese estrés en el cuerpo puede crearle más riesgo de contagiarse la influenza. Por eso las mujeres embarazadas o que han tenido un bebé recientemente (2 semanas), corren más riesgo que otras mujeres de padecer graves problemas de salud por la influenza.

Las complicaciones de salud causadas por la influenza, como la neumonía, pueden ser graves e incluso mortales. Si contrae la influenza durante el embarazo, tiene más probabilidades que otros adultos de sufrir complicaciones graves. Por eso es mejor recibir la vacuna contra la influenza en forma de inyección antes o durante el embarazo. La vacuna inyectable es segura en el embarazo. No debe aplicarse la vacuna en spray nasal o atomizador.

Contagiarse con influenza también aumenta su riesgo de tener un parto o nacimiento prematuro (que sucede antes de las 37 semanas de embarazo). La fiebre que causa la influenza puede dar lugar a defectos de nacimiento y a otros problemas para su bebé. El defecto de nacimiento es un problema de salud que está presente al nacer. Esos defectos cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden causar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona.

La mejor forma de protegerse es vacunándose contra la influenza. La vacuna de la temporada pasada no protege contra la influenza o gripe de esta temporada, por esto debe vacunarse cada año. Todas las mujeres embarazadas deben recibir la vacuna contra la influenza.

 

Cómo calcular cuántas semanas de embarazo tiene

7 de octubre, 2016 por Azalia

couple with pregnancy test

Las semanas de embarazo se refieren a las semanas que lleva gestando, contando desde el primer día de la última menstruación. Esto incluye las dos semanas antes de que usted quedara embarazada. Como no se puede saber con exactitud el día que la concepción ocurre, se hace un estimado del embarazo usando la fecha de la última menstruación. Este estimado es más preciso si su menstruación usualmente ocurre de forma regular.

Existen otros métodos para calcular sus semanas de embarazo, especialmente si no sabe la fecha de su última menstruación:

Ultrasonido. A través del ultrasonido se pueden conocer las medidas del feto para así calcular su edad. Este estimado brinda mayor precisión cuando se hace antes de las 20 semanas de embarazo y es uno de los métodos más precisos para estimar la edad del bebé y las semanas de embarazo.
• El tamaño de su útero. Luego de las 20 semanas de embarazo, cuando el útero ha crecido lo suficiente, se puede estimar las semanas de embarazo con la medida de la altura fundal. Deben medir su abdomen desde el hueso púbico hasta la cima de su útero (en centímetros). Por ejemplo si tiene 24 cm de altura fundal, quiere decir que usted debe tener aproximadamente 24 semanas de embarazo.

Usted puede usar nuestra calculadora de la fecha de parto, que también le dice las semanas de embarazo que tiene, si usted conoce la fecha de su última menstruación. Tenga presente que los niveles de la hormona de embarazo no se consideran suficientemente precisos para determinar las semanas de embarazo, porque el rango de valores es muy amplio. En su primera visita de control prenatal, su proveedor de cuidado prenatal le va a ayudar a determinar cuantas semanas de embarazo tiene y podrá aclarar cualquier duda que tenga.

Dolores abdominales en el embarazo: ¿Es algo normal?

9 de septiembre, 2016 por Juviza

AA pregnant woman looking at phone

Ya tengo 6 meses de embarazo y unas de las cosas que he notado es que las incomodidades del embarazo pueden variar de una semana a otra, pueden durar varios días, y hasta pueden ser sorprendentes. Cada mujer es diferente y no todas sienten lo mismo.  Una de las incomodidades que he sentido con más frecuencia ha sido el dolor abdominal.

A medida que el bebé va creciendo, también lo hace el útero. Es decir que los músculos y ligamentos (bandas resistentes de tejido) que sostienen el útero se van estirando. Generalmente estas molestias ocurren por corto tiempo y no deben ser fuertes. La primera vez que empecé a sentir estas incomodidades fue en el primer trimestre. Sentía cólicos y dolores abdominales, similares a los que se sienten durante la menstruación, pero mucho más leves.

Hacia el final del primer trimestre, y empezando el segundo trimestre, el dolor abdominal cambió. Empecé a sentir una molestia a los lados de mis abdominales, y algunas veces en el medio de la panza. La incomodidad era muy similar a las molestias que se sienten después de que se hacen ejercicios abdominales (por ejemplo, las sentadillas). Aunque eran dolorcitos leves, eran muy molestosos.

Durante mi embarazo he mantenido un record de cualquier síntoma o incomodidad que he sentido. Cuando empecé a sentir los dolores abdominales los anoté y hablé con mi profesional de la salud. Ella me aseguró que todo marchaba bien y que lo que sentía era muy normal. Aunque soy educadora de salud y tengo mucho conocimiento de lo que debo esperar durante el embarazo, soy primeriza. He llegado a entender que no es fuera de lo normal sentir preocupación cuando se presentan síntomas e incomodidades como estas. ¡Siempre es buena idea hacerle preguntas a su profesional de la salud y ser precavida!

Si usted ha tenido dolores abdominales y no está segura si es algo normal o no, no dude en preguntarle a su profesional de la salud. Si los dolores abdominales son muy fuertes, duran varias horas, o se presentan con sangrado debe recibir atención médica cuanto antes.

 

La prueba de la glucosa en el embarazo

31 de agosto, 2016 por Juviza

Pregnant woman with doctor

Cuando me enteré que estaba embarazada empecé a leer sobre las diferentes pruebas prenatales que se hacen durante el transcurso del embarazo. Todas las pruebas prenatales son importantes, ya que ayudan a controlar la salud de la madre y del bebé. Una de las pruebas que espere con más anticipación fue la prueba de la glucosa, que sirve para detectar diabetes gestacional.

Mi proveedor de cuidados prenatales me explicó que el embarazo cambia la forma en la que le cuerpo maneja la azúcar. La diabetes ocurre cuando hay altos niveles de azúcar en la sangre. Aunque los niveles de azúcar se miden (a través de una prueba de orina) durante cada cita de control prenatal, a la mayoría de las mujeres se les hace una prueba de la glucosa entre las semanas 24 y 28 de embarazo.

Si una mujer tiene mayor riesgo de tener diabetes, es probable que le hagan la prueba de la glucosa antes de la semana 24 de embarazo. Dado que yo tengo ciertos factores de riesgo (la diabetes está presente en mi historial familiar), mi proveedor de cuidados prenatales me recomendó hacerme la prueba de la glucosa unas semanas antes de lo normal. La diabetes gestacional  puede causar complicaciones graves (como preeclampsia y nacimiento prematuro) si no es tratada adecuadamente.

La prueba en sí requiere tomar una bebida que contiene 50 gramos de glucosa (una forma de azúcar). Esta bebida me la proveyó mi proveedor de cuidados durante mi cita médica. Exactamente una hora después de haber ingerido esta bebida, me tomaron una muestra de sangre. Ésta le indicó si mis niveles de azúcar estaban en un rango saludable o no. Afortunadamente los análisis indicaron que todo marchaba bien y que mis niveles de azúcar estaban estables y en un rango saludable.

Sentí mucha tranquilidad después de recibir estos resultados. Sin embargo, hablamos sobre la importancia de continuar buenos hábitos, como: comer saludable y hacer algo activo todos los días, para prevenir otras complicaciones.

Si le han hecho la prueba de glucosa y ha tenido un resultado que indica que los niveles de azúcar están altos, es posible que deba realizarse una prueba diagnóstica para comprobar si tiene diabetes gestacional o no. No dude en hablar con su proveedor de cuidados sobre los próximos pasos que debe tomar o si tiene alguna preocupación sobre los resultados. Además tenga presente que la diabetes es una condición que se puede controlar con una alimentación adecuada, ejercicios y, a veces, medicamentos.

 

Indigestión y acidez estomacal en el embarazo

24 de agosto, 2016 por Juviza

pregnant woman

Como toda mujer embarazada, mi cuerpo ha pasado por varios cambios en los últimos meses. Aunque me he sentido muy bien la gran mayoría de veces, hay días que he sentido diferentes molestias. Dos síntomas que he sentido más a menudo son la acidez estomacal y la indigestión.

La acidez ocurre cuando la comida digerida pasa del estómago al esófago. El ácido causa una sensación de ardor, o una sensación de quemazón, que comienza en el estómago. Pero es común sentir el ardor o quemazón subiendo del estómago al esófago. ¡Es sinceramente una de las incomodadas que nunca quisiera sentir!

Ciertas comidas pueden causar la acidez e indigestión. Algunas incluyen: las comidas fritas o grasosas, el chocolate o bebidas con cafeína, o la cebolla, ajo, o comidas picantes. Pero en algunos casos otros factores pueden causar esta incomodidad (por ejemplo, las hormonas del embarazo o acostarse después de comer). Por lo general he tratado de evitar las comidas que he notado que me dan acidez, pero no siempre es así. ¡Es especialmente difícil cuando tengo algún antojo!

Afortunadamente no ha sido algo severo. Sin embargo, unas de las cosas que he hecho durante el embarazo es mantener un record de todos los síntomas y hablo sobre ellos con mi profesional de la salud durante mis visitas de control prenatal.

Si usted padece de acidez estomacal y de indigestión durante el embarazo hable con su profesional de la salud. Las siguientes recomendaciones podrían ayudarle:

  • Coma comidas pequeñas en lugar de pocas comidas grandes.
  • Evite las comidas picantes, fritas o grasosas.
  • Coma su última comida del día varias horas antes de acostarse.
  • Hable con su profesional de la salud antes de usar un antiácido.

En general, la acidez estomacal es temporal y leve. Si la acidez la despierta durante la noche, si tiene dificultades para tragar, o si tiene sangre, debe hacer una cita con su profesional de la salud lo antes posible. La acidez crónica puede ser señal de algo más grave. Su profesional de la salud podrá hacerle una revisión médica y le proveerá el tratamiento que necesite.

Cómo se sienten los movimientos del bebé

11 de agosto, 2016 por Juviza

contemplative pregnant woman

Uno de los momentos más esperados para muchas mujeres embarazadas es cuando sienten que el bebé se mueve por primera vez. Como tal vez ya han leído, estoy embarazada con mi primer bebé. Como muchas de ustedes he esperado este momento con mucha anticipación.

Por lo general, la mayoría de mujeres sienten los movimientos del bebé por primera vez de entre las 18-20 semanas de embarazo (aproximadamente hacia el final del mes número 4 de embarazo). La primera vez que sentí a mi bebé moverse tenía 18 semanas. ¡La verdad es que no estaba segura si fue algo que me imaginé o si fue movimiento! En mi rol como educadora de salud sé que según la panza crece, los músculos y ligamentos (bandas resistentes de tejido) que sostienen el útero se van a ir estirando. De hecho, he sentido esta sensación varias veces ya. Por eso creí que tal vez lo que sentí fue un estiramiento y no movimiento. Pero a los minutos volví a sentir esta sensación nueva y me di cuenta que no era estiramiento. ¡Sentí como si andaba un pececito nadando en la parta baja del abdomen!

De ese momento en adelante continúe a sentir los movimientos del bebé con más frecuencia. A veces siento como si tuviera burbujas en el abdomen y otras veces siento como si hay mariposas dentro de mi abdomen. Acabo de entrar en el mes 5 de embarazo y he notado que los movimientos son variados. Algunos días los siento más fuerte y otros días más leve. Como me lo explicó mi profesional de la salud, esto es porque el bebé aún tiene suficiente espacio para moverse. Pero esto cambiará mucho una vez esté en el tercer trimestre de embarazo (empezando desde el mes número 7). Los movimientos serán con más frecuencia y las patadas del bebé serán más fuertes.

Todo embarazo es diferente y es importante entender que la sensación de los movimientos puede ser diferente para cada mujer. Sin embargo, si usted aún no ha sentido que su bebé se mueve no dude en hablar con su proveedor de cuidados prenatales.

Contracciones: lo qué debe saber

5 de agosto, 2016 por Azalia

Pregnant couple with doctor

Las contracciones en el embarazo se refieren a movimientos que hacen que su útero se endurece (contrae) y  luego se relaja. Su útero es un músculo que tienen movimientos involuntarios, es decir que usted no puede controlar. Las contracciones pueden ocurrir en cualquier momento del embarazo y no necesariamente son una señal de que el parto está por ocurrir. Es de esperarse que su útero vaya a “practicando” antes del parto.

¿Qué tipos de contracciones puede tener? 

Existen dos tipos de contracciones. Las contracciones Braxton-Hicks, también conocidas como el parto falso, el cual preparan a su cuerpo para el parto y nacimiento; y las contracciones de parto que indican el comienzo del parto y que el bebé está por nacer.

Braxton-Hicks:

  • Usted puede sentir endurecimiento de los músculos del útero a intervalos irregulares o una sensación de apretamiento en la parte baja del abdomen o ingle.
  • A veces usted no se dará cuenta de las contracciones, sintiendo solamente un endurecimiento sin dolor. En otras ocasiones, las contracciones pueden ser fuertes o dolorosas.
  • Pueden ir y venir de forma imprevisible y suelen aparecer en la tarde o en la noche. Son más comunes cuando usted se siente cansadas o luego que ha hecho muchas actividades físicas durante el día.

Contracciones de parto

  • Estas contracciones ocurren a intervalos regulares y ocurren, por lo general, desde la espalda hasta la parte baja del abdomen.
  • Duran entre 30 a 70 segundos y son más fuertes y ocurren con más frecuencia cada vez.
  • Para algunas mujeres, no hay una señal de antemano de que el parto está cerca. Otras mujeres sienten cólicos, contracciones e incomodidad unas semanas antes del parto.

¿Cuándo debe sentir contracciones?

Es normal que sienta contracciones tipo Braxton-Hicks durante el embarazo. Pero no debe tener contracciones seguidas o con un patrón definido (contracciones de parto), sino hasta que tenga al menos 37 semanas de embarazo. Si está teniendo contracciones de parto y aun no tiene 37 semanas de embarazo, esto se considera una señal de parto prematuro.  En ese caso usted debe visitar a su profesional de la salud o debe ir al hospital.