Archivo de la categoría "Posparto"

Sentirse triste después del parto, ¿es normal?

30 de septiembre, 2016 por Azalia

postpartum-feelings

Si usted acaba de tener su bebé y tiene momentos en los cuales se siente melancólica o triste, esto puede ser algo normal. Después del nacimiento del bebé, muchas madres siente lo que llamamos “melancolía o tristeza de maternidad” o como se le conoce en inglés, “baby blues”. Algunas madres podrían:

  • Sentirse más irritable de lo normal
  • Llorar con facilidad
  • Sentirse triste
  • Sentirse confundida

Estos sentimientos de tristeza pueden ocurrir 3 a 5 días después del nacimiento del bebé. Pero deben sentirme mejor ya para los 10 días luego del nacimiento de su bebé. Aunque estos sentimientos no son placenteros, la mujer puede llevar a cabo sus actividades normalmente. El sentimiento melancólico o de tristeza disminuye con el tiempo.

Los expertos médicos creen que los cambios hormonales en la mujer después del parto pueden causar la melancolía de la maternidad.

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos les recomienda a las mujeres que hagan lo siguiente para ayudar a aliviar estos sentimientos:

  • Hablar con su pareja o un buen amigo sobre cómo se siente
  • Descansar lo suficiente
  • Pedirles ayuda a su pareja, familia y amistades
  • Tomarse tiempo para si misma
  • Salir de la casa todos los días, aunque sea por un momento
  • Unirse a un grupo de apoyo; compartir sus sentimientos con las otras mujeres que conozca

Si los síntomas duran más de 2 semanas o empeoran, usted puede tener depresión posparto. Ésta es una condición médica seria y usted debe ponerse en contacto con su profesional de la salud.

La preeclampsia puede ocurrir después del parto

26 de septiembre, 2016 por Azalia

nurse measuring blood pressure

La preeclampsia es un tipo de alta presión arterial que afecta múltiples órganos en el cuerpo. Aunque es una condición que ocurre en el embarazo, en algunos casos pudiera darse después del parto, en ese caso se dice que la mujer tiene preeclampsia posparto. La mayoría de los casos de preeclampsia posparto ocurren 48 horas después del parto, pero pudieran darse casos hasta 6 semanas después del parto.

Quizás usted haya escuchado que la cura para la preeclampsia es el parto, pero esto no es completamente cierto. Aunque el proceso de mejoría comienza luego del parto una vez la placenta es expulsada, hay casos donde la mujer empeora luego del parto. Se cree que  la placenta libera ciertas proteínas que se quedan en el cuerpo de la mujer y desencadenan la preeclampsia posparto.

Síntomas que debe informar a su doctor, si ocurren después del parto:

  • Cambios o problemas en la visión (como vista borrosa, luces centelleantes o sensibilidad a la luz)
  • Dolor de cabeza severo, especialmente si no se le quita
  • Jadeo o falta de aliento
  • Hinchazón de la cara y extremidades
  • Aumento abrupto de peso, típicamente 2 lb (0.9 kilos) en una semana
  • Alta presión arterial
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen, usualmente debajo de las costillas
  • Confusión o simplemente sentirse mal
  • Nauseas o vómitos
  • Orinar poco
  • Exceso de proteínas en la orina

Es importante que este alerta a su cuerpo, usted va a tener muchos cambios después del parto. El cansancio, la falta de descanso y el estrés que puede traer el periodo posparto puede fácilmente confundir a una mujer y hacer que pase por desapercibido los síntomas de la preeclampsia posparto. Algunas mujeres tienen un poco más de riesgo de padecer preeclampsia posparto, por ejemplo si:

  • Tuvo alta presión arterial durante el embarazo.
  • Tiene obesidad
  • Alguien en su familia cercana tuvo preeclampsia (madre o hermana)
  • Tiene menos de 20 años o más de 40 años
  • Su embarazo reciente fue de dos o más bebés

 

Nacimiento de su bebé y la nueva rutina en su hogar

14 de septiembre, 2016 por Juviza

Couple with car seat

El nacimiento de un bebé es algo que trae mucha alegría, Pero es, sin dudas, una etapa de varios ajustes. Para una mujer, el posparto trae muchos cambios físicos y es una etapa muy delicada. Por esta razón establecer una nueva rutina podría ser un reto para muchas mamás. Sin embargo, los siguientes puntos podrían servirle como un guía:

  • Es muy común sentirse abrumada después del nacimiento del bebé, pero es sumamente importante cuidarse a sí misma. Mientras le sea posible, descanse lo más que pueda.
  • Por mucho que quiera hacer limpieza u otras tareas domésticas, el reposo es de lo más importante. Si los parientes y amigos se ofrecen a ayudar, ¡acepte! Dígales exactamente lo que pueden hacer por usted.
  • Encontrar el tiempo de preparar las comidas puede ser difícil al principio. Pídale a su pareja que cocine o que traiga comida preparada. Por igual, cuando vengan de visita sus amigos y familiares, pídales que traigan una comida que todos puedan compartir.
  • Aunque tener a los amigos y familiares de cerca y de visita es algo muy especial, no debe sentirse obligada. Usted puede limitar las visitas. Fije horarios de visita y programe un horario de visita adecuado para usted y el bebé.
  • Si tiene otros hijos, puede sentir que establecer una nueva rutina es desafiante o que tal vez no está compartiendo suficiente tiempo con ellos. Usted puede dejar que sus hijos participen con el cuidado del bebé. Puede asignarle pequeñas tareas, como ir a buscar un pañal o empujar el coche del bebé.

Es importante tomar esta nueva etapa día a día. Las primeras semanas siempre son un poco más difíciles, pero con el tiempo usted y su pareja tendrán una mejor idea de lo que es la vida con un nuevo bebé. Claro que si tiene alguna preocupación o siente mucho estrés, no dude en hablar con su profesional de la salud.

Pregúntele a mamá cómo se siente luego del parto

20 de mayo, 2016 por Azalia

Contemplative woman with baby

Una vez nace el bebé, todos quieren conocerlo. Todos se preguntan, ¿cómo está el bebé? Pero también es importante preguntarse cómo se encuentra la mamá. Hay que preguntarle cómo se siente y darle atención al estado de ánimo de ella. Los sentimientos después del parto pueden ser conflictivos. La mujer puede sentirse abrumada, preocupada o simplemente triste. Es algo que sucede y que la madre no puede controlar.

Muchas veces la mamá no habla de sus sentimientos. Puede sentir temor a ser juzgada si dice que está triste o que se siente melancólica. A veces la madre siente que es “mala madre” si siente tristeza. Esto desencadena un ciclo de culpa y tristeza. La mamá puede simplemente optar por ignorar sus sentimientos y callarlos. Eso no es bueno. No hay porque sufrir en silencio. Estos son sentimientos que no se pueden controlar. La depresión posparto es una condición seria y es real.

Los familiares y amistades pueden ayudar. Deben hacer preguntas claves a la madre y ofrecer su apoyo:

  • ¿Cómo te sientes hoy?
  • Te noto un poco triste o decaída, estoy aquí para escucharte.
  • ¿En qué te puedo ayudar?
  • ¿Quieres salir de la casa un rato?
  • Te invito a dar una caminata al parque

Cuando hay 5 o más  de las siguientes señales que duran más de 2 semanas, podría considerarse depresión posparto:

  • Sentirse deprimida
  • Ansiedad
  • Temor
  • Sentirse como un fracas
  • Cambios severos de humor
  • Mucho cansancio
  • Aumentar/perder de peso
  • Dificultad al dormer
  • No sentirse conectada al bebé
  • Pensar en herirse o a su bebé -Busque ayuda de inmediato o llame al 911 si se siente así
  • Pensamientos sobre el suicidio- Busque ayuda de inmediato o llame al 911 si se siente así

Toda madre debe recibir ayuda de un profesional de la salud si cree que puede estar deprimida. La depresión puede ser peligrosa para la madre y el bebé. Es una enfermedad real, que requiere de ayuda de un profesional de la salud. Ayude a la mujer a identificarla y a recibir ayuda.

¿Ha tenido un bebé en los últimos 5 años?

9 de mayo, 2016 por nacersano

HH4M 5 years (2)

Si tuvo preeclampsia en un embarazo, recientemente o 5 años atrás, tiene un riesgo más alto de sufrir enfermedad del corazón o cardiovascular más tarde en la vida. Los médicos y científicos aún no saben por qué ocurre esto, pero se cree que la alta presión asociada con la preeclampsia tiene algo que ver. Sin embargo, hay ciertas cosas que una mujer puede hacer para ayudar a disminuir su riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular en el futuro, como cambios en la alimentación. Pero, para poder determinar si esos cambios son efectivos, se necesitan ser estudiados.

La Fundación de Preeclampsia y el Brigham and Women’s Hospital están llevando a cabo un estudio en línea de investigación para mujeres que han tenido un embarazo afectado por la preeclampsia en los últimos 5 años. El estudio tiene como meta mejorar la salud de estas mujeres y de las futuras mamás a través de cambios que se pueden hacer en el estilo de vida, como la nutrición, la actividad física, el apoyo de la pareja y familia, y la importancia de controlar la alta presión para ayudar a evitar problemas del corazón en el futuro.

Usted puede jugar un papel muy importante en este estudio. Si usted piensa que es una buena candidata para este estudio, visite hh4m.org. Allí podrá aprender más sobre este estudio importante. La página se encuentra en inglés y español. Tiene que vivir en uno de los 50 estados de los EEUU o uno de los territorios de los EEUU y tener un teléfono inteligente (smartphone) o tableta con acceso al internet para ser elegible. Recibirá un estipendio de hasta $250.00 dólares.

¿Qué le parece? ¿Se anima a participar y ayudar a otras mamás y a usted misma?

Visite www.hh4m.org para más información.

Cómo perder peso después del embarazo: 5 pasos a seguir

4 de noviembre, 2015 por Azalia

Moms walking with babies

Con el nuevo bebé y las restricciones de tiempo en su nueva rutina, puede que piense que no tendrá tiempo para bajar el peso que ganó en el embarazo. Eso no es necesariamente cierto, usted puede lograr un peso sano, lo importante es que confíe en que puede hacerlo y que aprenda cómo hacerlo.

5 pasos que le ayudarán a bajar el peso que aumentó durante el embarazo:

  • Amamante a su bebé a tiempo completo. La lactancia quema calorías. Aproveche este momento único donde su cuerpo quemará aproximadamente las mismas calorías que cuando hace ejercicio intenso.
  • Manténgase físicamente activa. Sea realista con el tiempo que puede dedicarle a los ejercicios. Si no puede ir al gimnasio, no se preocupe, hay muchísimos ejercicios que puede hacer en casa, claro está, una vez se haya recuperado del parto o cesáreaActividad física significa mover su cuerpo, así sean 20 minutos caminando en casa con su bebé en brazos o mientras ve un poco de tele. Puede salir al parque o de tiendas con su bebé y caminar. Invite a una amiga. Haga yoga, levantamiento de pesas u otro tipo de ejercicio que le guste y pueda ajustarse a su horario. Saque el tiempo para hacerlo.
  • Modere su alimentación. No crea que hacer ejercicio le da luz verde de comer todo lo que quiera. Tampoco es el momento de restringir demasiado su alimentación, si es que está amamantando. Haga sus tres comidas cada día y coma meriendas sanas como frutas, yogur, verduras, etc. Mire su plato y asegúrese que la mitad sean verduras, una cuarta parte proteínas (pescado, aves, carnes, frijoles) y la otra cuarta parte carbohidratos (pasta, arroz, papas).
  • Aprenda a controlar sus porciones. Use su mano como guía. La palma de su mano es la cantidad de proteínas (ej. aves, pescado, carnes, frijoles), el puño de mano los carbohidratos (pasta, arroz, panes, maíz) y la mitad de su dedo grueso es el tamaño de aceites y grasa (aderezo, cremas, mantequilla, aceite, etc).
  • Evite ciertos alimentos. Por ejemplo aquellos que son fritos (papas fritas), con salsas o cremas altas en grasas (salsa alfredo o de queso), cantidades excesivas de queso o grasa (pizza con carnes muy grasosas). Limite los postres a solo uno o dos a la semana. Elimine por completos los refrescos de soda o cualquier otra bebida azucarada (limonadas, jugos artificiales o naturales preparados con azúcar). Tome mucha agua. Sustituya el pan dulce y los productos de repostería por un desayuno completo, como huevos y avena.

Una de las claves para mantener un peso sano a través de los años, es seguir hábitos de alimentación que sean sanos, pero en los cuales usted no se sienta con demasiadas restricciones. Hable con un especialista en nutrición si necesita ayuda para lograr un peso sano.

Proteja su salud y la de su pequeño si ha tenido diabetes gestacional

16 de marzo, 2015 por Azalia

2013d030_5967_zps0d059e30

La  diabetes gestacional es una forma de diabetes que se desarrolla durante el embarazo. Suele desaparecer después del parto. Sin embargo, si usted ha tenido diabetes gestacional está bajo un mayor riesgo de desarrollarla en un nuevo embarazo. También tendrá un riesgo significativo de desarrollar diabetes en el futuro. Esto puede suceder muy pronto o hasta 20 años después. La gran mayoría de las mujeres que desarrollan diabetes lo hacen bastante después de haber tenido a su bebé.

El Programa Nacional de Educación sobre la Diabetes, (NDEP, por sus siglas en inglés) ofrece varios consejos para ayudar a evitar estas complicaciones en el futuro:

  • En la visita de seguimiento al parto su profesional de la salud le hará una prueba de tolerancia a la glucosa. Esta prueba indica si su organismo está procesando los azúcares en su sangre adecuadamente.
  • Después de hablar con su profesional, comience un programa de ejercicio aérobico para perder peso.
  • Amamante a su bebé. Esto le ayuda a perder peso más rápidamente.
  • Aliméntese sanamente. Considere pedir una cita con un nutricionista, quien le ayudará a diseñar un plan de alimentación adecuado a la lactancia.
  • Su profesional de la salud debe saber que usted tuvo diabetes gestacional. Cada 1-3 años, él le hará una prueba de tolerancia a la glucosa.
  • Si su profesional considera que usted es pre-diabética, puede ser que le indique ciertos medicamentos.

Otro de los riesgos de la diabetes gestacional es la mayor probabilidad de desarrollar una enfermedad cardiaca. No deje de ir a sus controles anuales, en los cuales, entre otras pruebas, su profesional controlará su presión arterial.

Los niños de mujeres que tuvieron diabetes gestacional están bajo un mayor riesgo de sufrir diabetes y obesidad en el futuro. Usted puede ayudar a evitar a que esto ocurra.

  • Amamante a su bebé. La lactancia reduce el riesgo de que el bebé, a largo plazo, desarrolle sobrepeso, obesidad y diabetes.
  • Asegúrese de que el pediatra de su niño sepa que usted tuvo diabetes gestacional. Si cambia de pediatra, no se olvide de darle esta información al nuevo pediatra.
  • Enséñele a su bebé desde muy pequeño a desarrollar buenos hábitos alimenticios.
  • Estimule a su hijo desde pequeño a que la actividad física sea parte de su rutina diaria.

 

Cambios posparto- flujo y periodo menstrual

4 de septiembre, 2014 por Azalia

37471489_thb

¡Ya nació su bebé! Usted ha puesto mucha de su atención en aprender sobre su recién nacido. Pero no puede olvidarse que usted también está teniendo cambios importantes en su cuerpo.

Flujo vaginal

Después del nacimiento del bebé, su cuerpo se deshace de la sangre y tejidos que estaban adentro del útero. Esto se llama flujo vaginal o loquios. Durante los primeros días, es abundante y de color rojo brillante; puede tener algunos coágulos de sangre. Con el tiempo, el flujo disminuye y el color se aclara. Puede cambiar de rojo a rosado, marrón o amarillo. Es posible que tenga el flujo durante algunas semanas o incluso durante un mes o más. Use una toalla sanitaria o protector hasta que el flujo vaginal desaparezca.

Regreso del período menstrual

Si no está amamantando a su bebé, es posible que el período regrese entre 6 y 8 semanas después de dar a luz. Si está dando pecho, posiblemente no tenga el período durante varios meses. Algunas mujeres no vuelven a tener el período hasta que dejan de dar pecho.

Quedar embarazada

Es posible que usted ovule (libere un óvulo) antes de que regrese el período. Esto significa que puede quedar embarazada. Si tiene relaciones sexuales, use anticonceptivos confiable. Si está dando pecho, pregúntele a su profesional de la salud qué anticonceptivo puede usar. No todos los anticonceptivos son seguros para las mujeres que amamantan a sus bebés. Es recomendable que la mujer posponga un nuevo embarazo por al menos 18 meses después del nacimiento de su bebé.

Descansar luego que nace el bebé

21 de abril, 2014 por Azalia

your-body-after-baby

Cuando hay un bebé recién nacido en casa, ¡todos añoran dormir! Los recién nacidos duermen alrededor de 16 horas por día, generalmente en períodos de 3 horas. Durante las primeras semanas de vida del bebé es muy difícil, si no imposible, que la mamá pueda dormir de 6 a 8 horas ininterrumpidas a la noche. Pruebe estos pasos para ayudar a descansar lo necesario.

  • Duerma cuando el bebé duerme, aunque sea una siesta corta. Apague el teléfono y la televisión, cierre las persianas y trate de dormir unos minutos cada vez que pueda.
  • Acueste al bebé en el cuarto de él. Al principio, puede ser conveniente que el bebé duerma en el mismo cuarto que usted. Pero si la respiración, los arrullos o los movimientos del bebé la desvelan, pruebe mover al bebé a su cuarto para que usted pueda dormir. Use el monitor para escuchar al bebé en su cuarto.
  • Postergue otras responsabilidades domésticas, como el lavado de la ropa y los platos, la limpieza, etc. Su preocupación principal es cuidarse a usted misma y a su bebé. Esto incluye hacer tiempo para dormir, aunque signifique reducir las tareas domésticas.
  • Limite las visitas. Sólo porque ha tenido un bebé no significa que esté obligada a recibir y a atender visitas. Limite las visitas lo mejor que pueda para descansar lo necesario.

¿Cuándo puede comenzar a hacer ejercicio luego que nazca su bebé?

25 de febrero, 2014 por Azalia

Quizás se sienta lista para retomar el ejercicio unos días después del parto. O quizás desee esperar más tiempo. Con la aprobación de su profesional de la salud, puede comenzar ejercicios moderados cuando sienta que ya puede hacerlo.

  • Si se mantuvo activa durante el embarazo, es más fácil retomar el ejercicio después de que nazca su bebé.
  • Procure empezar lentamente.
  • Si siente dolor o tiene otros problemas durante el ejercicio, deje de hacer la actividad y hable con su profesional de la salud.
  • Cree metas realistas y no se desanime si un día no logra sacar el tiempo o no se siente con la energía para ejercitarse. Lo importante es no hacer de esto un hábito.
  • Preste atención a su cuerpo, así sabrá si se está excediendo o si puede hacer un poco más.
  • Establezca sus propias reglas. Lo que le funciona a sus amigas o a otras personas puede que no le funcione a usted. Si a usted no le gusta correr, puede que si le guste montar a bicicleta, caminar o nadar.
  • Tome suficiente agua y duerma todo cuanto le sea posible, esto le ayudará a sentirse con energía para ejercitarse.
  • Mantenga la motivación. Escriba las razones por las cuales desea ejercitarse. Incluya en esa lista su salud mental y física.
  • Escuche música o invite a una amiga a ejercitarse con usted. El tiempo pasa rápido cuando la está pasando bien.
  • Si tuvo una cesárea, no haga ejercicio hasta que su profesional se lo permita.