Archivo de la categoría "Nacimiento Prematuro"

El método canguro

9 de Noviembre, 2015 por nacersano

Canguro

¿Sabía que el método canguro puede tener varios beneficios para su salud y la de su bebé? Es particularmente beneficioso si su bebé nació prematuro y se encuentra en una unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU).

Este método, también conocido como el contacto o cuidado piel a piel, puede ayudar a su bebé a:

  • Mantener el cuerpo caliente.
  • Estabilizar la frecuencia cardíaca y respiratoria.
  • Dormir mejor.
  • Estar más tiempo tranquilo cuando está despierto y menos tiempo llorando.
  • Tener más probabilidades de amamantar.

Por igual, puede ayudarles a las madres a aumentar la producción de leche materna, reducir su estrés, y formar un lazo afectivo con su bebé. Cabe mencionar que los padres también pueden participar usando este método.

Al practicar el método canguro:

  • Los padres pueden sostener a su bebé en pañales sobre su pecho (sin camisa).
  • Las madres pueden sostener al bebé entre sus senos.

Asegúrese de colocar una manta sobre la espalda del bebé para que no le de frío.

Si su bebé nació prematuro y desea usar el método canguro, es posible que se sienta algo nerviosa cuando intente sostenerlo (especialmente si su bebé es muy pequeño o está enfermo). Sin embargo, aunque su bebé esté conectado a una máquina, el método canguro es seguro y puede tener beneficios.

Hable con el personal de la NICU sobre las pólizas en relación con el método canguro. En algunos casos, la NICU posponen el método canguro hasta que el bebé está médicamente estable, pero otras lo utilizan desde el nacimiento del bebé.

Además de los beneficios físicos que el método canguro puede tener, existen también los beneficios emocionales. Sostener a su bebé piel a piel es una conexión única y algo especial que solo usted puede ofrecerle. Esto le brinda al bebé una intimidad que puede ayudar a mejorar su salud y bienestar. El método canguro tiene un efecto que sana en diferentes aspectos, tanto en usted como en su bebé.

De la NICU a la casa: Precauciones para proteger a su bebé

6 de Noviembre, 2015 por Azalia

2011d023_2287_zps45a5772c

Un bebé prematuro es muy delicado. Es muy probable que usted se pregunte cómo ofrecerle un ambiente seguro en el hogar una vez salga del hospital. Hay ciertas precauciones que usted debe seguir, principalmente para evitar que su bebé adquiera infección. Su sistema inmunológico está aún muy delicado.

  • Visitas. De seguro sus familiares querrán conocer al nuevo bebé. La recomendación general es que pueden hacerlo siempre y cuando no tengan un resfriado o alguna infección contagiosa. Algunos ejemplos de infecciones que pueden ser peligrosas para su bebé es: la varicela, la rubéola, influenza, virus sincitial respiratorio y resfriados. Lo mejor es que las personas que tengan este tipo de condiciones pospongan la visita hasta que no haya riesgo de contagio. Si  usted o alguno de los miembros de su hogar tienen algunas de estas condiciones es muy importante que hablen con el pediatra. Un resfriado se puede prevenir simplemente al usar una mascarilla de papel cuando estés cerca de su bebé, desinfectando las superficies y al lavarse las manos. Sin embargo una infección como la varicela o la influenza es más peligrosa para su bebé y requiere que el pediatra le especifique qué precauciones debe tomar.
  • Lavado de manos. Todas las personas deben lavarse las manos antes de tocar al bebé o estar en su habitación. Muchas veces nos tocamos la nariz y los ojos sin darnos cuenta, y al tocar al bebé le podemos transmitir organismos que pudieran no ser peligroso para nosotros pero si para el bebé. Toda persona que esté en contacto con alimentos crudos, como por ejemplo: aves, pescado o carnes debe lavarse bien las manos antes de tocar al bebé. Estos alimentos crudos puede tener bacterias y ser peligrosos para el bebé.
  • Desinfectar botellas y chupones. Si usted usa biberones, mamilas o chupones, es importante que estén limpios cada vez que los vaya a usar.  Lávelos bien con agua caliente y jabón.
  • Humo del cigarrillo. Esta es la recomendación más importante que debe seguir: no permita que nadie fume cerca de su bebé, en su hogar o en el auto donde viaja su bebé. Los pulmones de su bebé son muy frágiles y el humo de cigarrillo y sus residuos le afectan mucho. Si fuera necesario considere colocar un letrero en su hogar que diga no fumar.
  • Vacunas. Idealmente usted y todas las personas que están en contacto con su bebé, deben estar vacunados contra la influenza, tos ferina, varicela y rubéola. Éstas son condiciones que son muy peligrosas para su bebé porque aún no cuenta con inmunidad contra estas enfermedades. Su bebé solamente depende de la protección que otros puedan brindarle al ellos vacunarse.

No se trata de colocar a su bebé en una burbuja, pero sí de protegerlo de todo lo que pueda afectarla. En lugar de sentirse ansiosa por los peligros que puede hay en el ambiente, siéntase contenta que su bebé ya está en casa y cerca de usted. Esto hace toda la diferencia del mundo para él, su compañía y cuidado.

 

Parto prematuro: ¿puede disminuir el riesgo de que vuelva a suceder?

2 de Noviembre, 2015 por Azalia

nurse measuring blood pressure

No se sabe a ciencia cierta porqué ocurre el parto prematuro. Pero hay ciertos factores de riesgo que hacen que esto sea más probable. Un factor de riesgo es una razón conocida por la cual algo podría terminar mal. Algunos de los factores de riesgo son cosas que usted no puede cambiar, por ejemplo, haber tenido un bebé prematuro anteriormente. Pero hay otros factores de riesgo que usted puede controlar, como por ejemplo, dejar de fumar.

El riesgo de que tenga otro parto prematuro puede ser menos si:

  • Evita quedar embarazada demasiado pronto después de tener un bebé. Espérese por lo menos 18 meses entre el nacimiento del bebé y antes de quedar embarazada otra vez. De esta forma, su cuerpo tendrá tiempo de recuperarse. Si mantiene relaciones sexuales, y no está lista para quedar embarazada pronto, use un anticonceptivo. Consulte con su profesional antes de concebir de nuevo.
  • Controla ciertas condiciones de salud como alta presión arterial o diabetes. Consulte a su profesional antes de quedar embarazada otra vez. Pregunte qué tratamientos hay para sus problemas de salud.
  • Evita las infecciones durante el embarazo. Lávese las manos con agua y jabón después de ir al baño o de sonarse la nariz. Llame a su profesional si siente ardor cuando va al baño o si nota que tiene secreciones con olor fuerte o color raro (verde o muy amarillo). Protéjase al tener relaciones sexuales para no contraer una enfermedad de transmisión sexual.
  • Tiene un peso sano antes de quedar embarazada. Hable con su profesional sobre cómo lograr un peso sano antes del embarazo. Coma alimentos sanos y haga algo activo cada día. Cuando quede embarazada, hable con su profesional de la salud sobre cuánto peso debe aumentar durante el embarazo. Evite tener sobrepeso o estar baja de peso.
  • No fuma, bebe alcohol o usa drogas. Deje esto hábitos si cree que puede quedar embarazada. Aléjese de situaciones o lugares, como fiestas o bares, donde se vea tentada. Pregúntele  a su profesional si hay programas en su área que le ayuden a dejar estos hábitos.

Hable con su profesional de la salud sobre sus factores de riesgo. Aprenda lo más que pueda sobre lo que usted puede hacer para permanecer embarazada por más tiempo la próxima vez.

Las 39 semanas son importantes

30 de Octubre, 2015 por nacersano

3s

En el mes de noviembre conmemoramos el Mes del Nacimiento Prematuro y el 17 de noviembre el Día Mundial del Nacimiento Prematuro. Como ya sabrá, nuestra organización, March of Dimes, se ha dedicado por más de 75 años a mejorar la salud de los bebés y ayudar a que las mamás tengan la información y el apoyo que necesitan para tener un embarazo a término completo.

El nacimiento prematuro es un problema más grave de lo que pensamos. En los Estados Unidos 1 de cada 10 bebés nace prematuramente. En el mundo entero, 15 millones de bebés nacen antes de tiempo. Mientras que muchos bebés logran sobrevivir su nacimiento prematuro, muchos no lo logran. De hecho, el nacimiento prematuro es la causa principal de mortalidad de los bebés.

Aunque sabemos que existen muchos factores de riesgo asociados con el nacimiento prematuro, aún no se conocen las causas exactas de éste. Además, es poco lo que se puede hacer con respecto a algunos de los factores de riesgo. Sin embargo, lo que sí sabemos es que llegar al menos a las 39 de embarazo es muy beneficioso para la salud del bebé, siempre y cuando la mujer tenga un embarazo sano sin complicaciones.

Llegar al menos a las 39 semanas le brinda al bebé el tiempo que necesita para crecer y desarrollarse. Muchos órganos importantes, como los pulmones, el cerebro y el hígado necesitan ese tiempo para desarrollarse y funcionar bien. Así es que, si su embarazo es sano, espere a que el parto comience por sí solo.

Programar el parto (al inducir o por cesárea) sin motivos médicos puede causar problemas para la mamá y el bebé. Si todo marcha bien con su embarazo, no se adelante a los hechos. Sabemos que las últimas semanas de embarazo pueden causar muchas molestias. Pero un poco de molestias en las últimas semanas no se comparan con los problemas de salud de por vida asociados con el nacimiento prematuro.

Recuerde, por un bebé sano, vale la pena esperar.

Infografía sobre la importancia de las 39 semanas de embarazo 

La transición de su bebé de la NICU al hogar

31 de Julio, 2015 por Azalia

 

09_zpse880a1cf

Si su bebé lleva cierto tiempo hospitalizado, estará ansiosa por tenerlo en su casa. Usted puede tener una mezcla de alegría y de temor. Eso es normal. Ambos deben estar preparados para esta transición.

Una vez que su bebé alcance estos hitos, estará más cerca del día en que podrá irse a casa:

  • Puede mantener su propia temperatura corporal
  • Duerme en una cuna y no en la incubadora
  • Se alimenta adecuadamente del pecho o biberón (aunque algunos se van a casa con alimentación por sonda)
  • Aumenta de peso sistemáticamente
  • Respira por sí solo

Para ayudarle a prepararse para irse a casa con su bebé y cuidarlo tiempo completo, el personal de la NICU le asistirá para que se sienta cómoda dando de comer, vistiendo y bañando a su bebé. Le enseñarán a:

Cuanto más practique cuidar a su bebé mientras está en el hospital, más fácil será cuando lo lleve a casa. Antes de irse a casa con su bebé, aprenda a administrar la reanimación cardiopulmonar infantil (CPR).

El equipo de profesionales del hospital, incluyendo a la enfermera principal de su bebé, le ayudará a planear el alta de su hijo. Este equipo le recomendará los especialistas o servicios comunitarios que puedan necesitar, incluidas compañías de equipos y suministros. La trabajadora social o el supervisor de casos del hospital con frecuencia pueden ayudar a disponer las entregas de equipos, pagos y otros asuntos importantes.

Si su bebé está casi listo para marcharse a casa, pero no por completo, se le puede trasladar a una sala de cuidados menos agudos o de cuidados intermedios. Aunque esté feliz de que su bebé se está mejorando, quizás se sienta un poco nerviosa de dejar al personal y rutinas conocidas de la NICU. La visita a la sala de cuidados intermedios antes del traslado de su bebé puede ayudar a aliviar sus inquietudes.

Compartir la habitación

Es posible que cuidar a su bebé por sí sola la ponga nerviosa. Muchos hospitales le dan la oportunidad de compartir la habitación con su bebé por una o dos noches antes de marcharse a casa. Con frecuencia a los padres les resulta una forma útil de prepararse para regresar a casa con su bebé.

Uno o ambos padres pueden quedarse con el bebé y encargarse de su cuidado. Pero la enfermera está cerca para responder preguntas, si es que surgen.

Un último chequeo antes del alta

Antes del gran día, es posible que se le hagan algunas pruebas finales a su bebé, como análisis de sangre y una prueba de la audición. También es posible que se le haga al bebé una “prueba del asiento de seguridad para el vehículo”. Se chequeará el corazón y la respiración de su bebé mientras está sentado en el asiento de seguridad para confirmar que la posición en el asiento no le represente riesgo. Una vez recibidos los resultados de esas pruebas y cuando el bebé esté listo para el alta, ¡finalmente podrá regresar a casa con él!

Los bebés prematuros y los problemas de salud a largo plazo

15 de Julio, 2015 por Azalia

2013d018_0702cr_zps84199c7d

El nacimiento prematuro puede causar problemas para los bebés durante toda su vida. Cuanto más temprano nazca el bebé, mayor es la probabilidad de que tenga algún problema de salud. Hay veces que algunos de estos problemas no se manifiestan durante varios años, incluso puede que aparezcan en la edad adulta. Descubrir y tratar los problemas de salud lo antes posible – y prevenir el nacimiento prematuro en general– puede ayudar a los bebés a tener vidas más largas y sanas.

¿Qué problemas de salud a largo plazo puede causar el nacimiento prematuro? 

  • Problemas en los pulmones y de respiración, como el asma y displasia broncopulmonar (BPD), el asma puede afectar al bebé no solo cuando es pequeño, sino que es un problema que puede durar toda su vida. La BDP es una enfermedad pulmonar crónica que causa que los pulmones crezcan anormalmente o se inflamen. Con el tiempo, los pulmones suelen mejorarse, pero el bebé prematuro puede tener síntomas similares al asma durante toda su vida.
  • Problemas intestinales, a veces causados por una enfermedad que afecta a los bebés prematuros llamada enterocolitis necrotizante (ECN o NEC, por sus siglas en inglés). Esta enfermedad perjudica los intestinos del bebé. Los intestinos ayudan al cuerpo a descomponer (digerir) los alimentos. Si bien la mayoría de los bebés con NEC se mejoran, algunos pueden tener problemas intestinales más adelante en la vida. Por ejemplo, la cicatrización puede causar bloqueo del intestino. Y algunos bebés que han tenido una operación para extraer parte del intestino pueden tener problemas más adelante para obtener nutrientes de los alimentos.
  • Infecciones, incluir la como por ejemplo, la neumonía (infección pulmonar) y meningitis (infección del revestimiento del cerebro).
  • Problemas de la vista, como la retinopatía del prematuro (ROP). Los niños que nacen prematuramente corren mayor riesgo de tener problemas de la vista que aquellos que nacen a tiempo.
  • Pérdida de la audición, un defecto de nacimiento común de los prematuros. Los niños que nacen prematuramente corren mayor riesgo de tener pérdida de la audición que aquellos que nacen a tiempo.
  • Problemas dentales, incluido la aparición retrasada de los dientes, cambios en el color de los dientes o dientes que crecen torcidos o fuera de lugar.

Usos de la progesterona para la prevenir el parto prematuro

15 de Mayo, 2015 por Azalia

19146343_thb

La progesterona es una hormona muy importante en el embarazo. A principios del embarazo la progesterona ayuda al útero (matriz) a crecer y evita que tenga contracciones. Si usted tiene contracciones a comienzos del embarazo estas pueden dar lugar a un aborto espontáneo. Más adelante en el embarazo, la progesterona ayuda a que sus senos se preparen para producir leche materna. También ayuda a sus pulmones a trabajar más intensamente para suministrar oxígeno a su bebé en crecimiento.

Existen dos tipos de tratamiento con progesterona:

  • Progesterona vaginal puede ayudar a reducir su riesgo de parto prematuro si su cuello uterino es corto y está embarazada de un solo bebé. Viene en forma de gel, supositorio o una cápsula. Usted usa un aplicador que parece un tampón para aplicarse la progesterona en su vagina todos los días. Puede comenzar el tratamiento antes de, o a las 24 semanas de embarazo, y puede continuar con el tratamiento hasta justo antes de las 37 semanas de embarazo. La progesterona vaginal no tiene efectos secundarios conocidos para usted o su bebé. La progesterona vaginal, no siempre previene el nacimiento prematuro, solo en algunos casos. El tratamiento no funciona si está embarazada con más de un bebé. Si usted tiene un cuello uterino corto y está embarazada de un solo bebé, hable con su profesional sobre la progesterona vaginal.
  • Inyecciones de progesterona pueden ayudar a reducir su riesgo de parto prematuro si ha tenido un parto prematuro antes y está embarazada de un solo bebé. Estas inyecciones son de un tipo de progesterona llamada caproato de 17 alfa-hidroxiprogesterona (también llamada 17P).  Usted comienza el tratamiento con inyecciones entre las 16 y 24 semanas de embarazo y se le aplican todas las semanas hasta las 37 semanas.Las investigaciones realizadas sobre bebés de madres que recibieron las inyecciones de progesterona demuestran que no hay un aumento de defectos de nacimiento ni problemas de desarrollo en los primeros 4 años de vida del bebé. Se están realizando más estudios para efectuar el seguimiento de las madres y los bebés.

Hable con su profesional de la salud para averiguar si el tratamiento con progesterona es adecuado para usted.

¿Qué problemas de salud pueden tener los bebés prematuros después de nacer?

17 de Noviembre, 2014 por Azalia

2006d037_0209fnlcr_zps89272ce9

Los problemas de salud de los bebés que nacen antes de tiempo pueden variar mucho. Mientras algunos solo tienen secuelas simples que se mejoran rápidamente, otros pueden tener problemas de salud más serios y a largo plazo. Es común que los bebés que nacen prematuros  deban permanecer en el hospital más tiempo. Algunos deben pasar tiempo en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU, por sus siglas en inglés). Cuanto más temprano en el embarazo nazca el bebé, más probable es que tenga problemas de salud.

Los problemas de salud que pueden afectar a los prematuros incluyen:

  • Apnea. Es una pausa en la respiración de 20 segundos o más. Algunas veces los bebés prematuros tienen apnea. Puede suceder junto con una frecuencia cardíaca lenta.
  • Síndrome disneico (RDS, por sus siglas en inglés). Es un problema de la respiración que es más común en los bebés nacidos antes de las 34 semanas de embarazo. Los bebés con RDS no tienen una proteína llamada “surfactante” que evita que las pequeñas bolsas de aire de los pulmones se compriman o aplasten.
  • Hemorragia intraventricular (IVH, por sus siglas en inglés). Ésta es el sangrado en el cerebro. Suele suceder cerca de los ventrículos en el centro del cerebro. El ventrículo es un espacio en el cerebro que está lleno de líquido.
  • Conducto arterial persistente (PDA, por sus siglas en ingles). Es un problema del corazón que sucede en la conexión (llamada “conducto arterial”) entre dos vasos sanguíneos importantes cerca del corazón. Si el conducto no se cierra adecuadamente después del nacimiento, el bebé puede tener problemas de respiración o insuficiencia cardíaca. Ésta última sucede cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre.
  • Enterocolitis necrótica (NEC, por sus siglas en inglés). Es un problema con los intestinos del bebé. Puede causar complicaciones en la alimentación, pancita inflamada y diarrea. A veces sucede de 2 a 3 semanas después del nacimiento prematuro.
  • Retinopatía del prematuro (ROP, por sus siglas en inglés). Es un desarrollo anormal de vasos sanguíneos en el ojo. Puede llevar a la pérdida de la vista.
  • Ictericia. El blanco de los ojos y la piel del bebé tienen un color amarillo. El bebé tiene ictericia cuando el hígado no está desarrollado por completo o no está funcionando bien. • Anemia. Sucede cuando el bebé no tiene suficientes glóbulos rojos sanos para transportar oxígeno al resto del cuerpo.
  • Displasia broncopulmonar (BPD, por sus siglas en inglés). Es un problema pulmonar que puede manifestarse tanto en los bebés prematuros como en los bebés que reciben tratamiento con una máquina respiradora. En los bebés con BPD a veces se presenta líquido en los pulmones, lesiones y daño pulmonar.
  • Infecciones. Los bebés prematuros suelen tener problemas para combatir los gérmenes porque su sistema inmunitario no está totalmente desarrollado. Las infecciones que pueden afectar a un bebé prematuro incluyen neumonía, una infección de los pulmones; sepsis, una infección de la sangre; y meningitis, una infección en el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal.

¿Se puede prevenir el parto prematuro?

5 de Noviembre, 2014 por Azalia

Pregnant woman

El nacimiento prematuro es aquel que ocurre cuando el bebé nace antes de las 37 semanas de embarazo. Esto es demasiado pronto porque no le da a su bebé el tiempo necesario para crecer y desarrollarse.

El parto y nacimiento prematuros pueden ocurrirle a cualquier mujer, no es algo que se pueda evitar. Sin embargo, se han identificado algunos factores de riesgo que usted puede tratar de controlar antes de quedar embarazada.

  • La falta de cuidados preconcepcionales o comenzar el cuidado prenatal demasiado tarde
  • Infecciones en el útero, tracto urinario y vagina; e infecciones de transmisión sexual
  • Sufrir de hipertensión, diabetes o trombofilias
  • Fumar, consumir alcohol o consumir drogas ilegales
  • Estar baja de peso; o por el contrario, sufrir de obesidad
  • Quedar embarazada muy pronto después de un parto

Antes de concebir hay ciertas cosas que usted puede hacer para tratar de lograr que este bebé nazca a término:

  • Acuda a un control preconcepcional con su profesional de la salud. Háblele de su historial médico. Él le ayudará a controlar cualquier condición médica, como hipertensión o diabetes.
  • Asegúrese de tener sus vacunas al día para evitar un contagio una vez conciba a su bebé.
  • Evite fumar y aléjese del humo de las personas que fuman.
  • No tome nada de alcohol. Esto incluye abstenerse de las bebidas a base de vinos, cerveza y los licores. No hay ninguna cantidad segura de alcohol que se pueda consumir en ningún momento del embarazo.
  • No consuma drogas ilegales. Si tiene un problema en dejar de usarlas, su profesional de la salud le puede ayudar o puede referirla a un programa.
  • Adquiera un peso adecuado a su estatura antes de concebir.
  • Después de un parto, ya haya sido vaginal o por cesárea, lo ideal es esperarse al menos 18 meses antes de concebir de nuevo. Esto le da el tiempo necesario a su organismo de recuperarse. Si por su edad o algún otro motivo no puede esperar este tiempo, su profesional de la salud le dirá cuándo usted puede tratar de concebir de nuevo.

En realidad, lo ideal es que el embarazo llegue a las 39 semanas completas de gestación. Durante las últimas semanas del embarazo, el cerebro y los pulmones de su bebé todavía se están desarrollando. Cumplir 39 semanas ayuda a evitarle problemas al nacer, como problemas de la vista, del oído o para alimentarse.

 

El aumento en las cesáreas y el riesgo de tener un bebé prematuro

14 de Agosto, 2014 por Azalia

csection

Muchas mujeres embarazadas se preocupan cuando le recomiendan una cesárea. Es normal que se sienta un poco desilusionada, si esperaba tener un parto vaginal. Quizás lleva tiempo tomando clases de parto y se ha preparado mentalmente para ello. Usted puede percibir el parto vaginal como un logro en el transcurso de su maternidad.

Muchas veces la cesárea es indicada y es lo mejor para la madre y para el bebé cuando hay razones médicas. Sin embargo, sabemos que hoy día se realizan más cesáreas que nunca antes. También sabemos que algunas veces las cesáreas se realizan sin que haya una razón médica justificada.

Si le recomiendan una cesárea, usted debe hacer algunas preguntas. Por ejemplo, ¿por qué necesito tener una cesárea?, ¿qué problemas puede causar la cesárea para mí y para mi bebé?, ¿necesitaré tener una cesárea en embarazos futuros? ¿qué riesgos hay de que mi bebé nazca antes de desarrollarse completamente?

Como las semanas de embarazo se estiman, puede que usted tenga una 0 dos semanas menos de lo que han calculado. Si ese es el caso, el parto por cesárea puede llevar a un nacimiento prematuro casi a término, con posibles riesgos para el bebé. Si su embarazo es saludable, es mejor esperar hasta que el parto comience por sí mismo. Si su médico le aconseja programar una cesárea o inducir el parto, pregúntele si puede esperar al menos 39 semanas para darle a su bebé todo el tiempo que necesita para crecer.

Se llama nacimientos prematuros casi a término aquel que ocurre entre las 34 y las 36 semanas de embarazo. La mayoría de los bebés prematuros (más del 70 por ciento) pertenece  a esta categoría. Los bebés nacidos algunas semanas antes de término tienen más probabilidades de tener problemas de salud que los bebés nacidos a término completo.