Archivo de la categoría "Familia"

Papá también puede sufrir de depresión posparto

21 de mayo, 2014 por Azalia

2013d032_0337_zps13668043

Un estudio publicado recientemente en la revista “Pediatrics” dice que entre un 5-10% de los padres sufren de depresión luego de que nace el bebé. Estas cifras se comparan con la tasa de depresión posparto para la madre: 10-15%. Los investigadores identificaron varios factores de riesgo:

  • Ser un padre joven, alrededor de 25 años
  • Ser hispano o de raza negra
  • Ser padre por primera vez

Los síntomas de depresión aumentan casi en un 70% durante los primeros 5 años de vida del bebé, años que son fundamentales en su desarrollo. La depresión en el padre evita que él interactúe en una forma positiva con su hijo, lo cual es importe para el desarrollo del lenguaje y su capacidad de leer. También pone al pequeño a riesgo de tener problemas de comportamiento.

Otros estudios dicen que si la madre sufre depresión posparto aumenta la probabilidad de que el padre sufra de depresión. Otros factores de riesgo son las enormes responsabilidades que implica criar a un bebé, la falta de sueño, y las exigencias económicas. Todo este estrés es un riesgo para una depresión. Cómo puede ayudarle usted a su pareja:

  • Si usted cree que su pareja sufre de depresión hable con su proveedor de cuidado de la salud en las visitas de control prenatal y la visita posparto. Él puede ofrecerle algunas sugerencias.
  • Hable con su pareja acerca de cómo él se siente y sugiérale que él hable con su propio profesional de la salud o un terapista, de ser necesario.
  • Trate de encontrar tiempo para dedicarle a su pareja. Pídale a sus amistades y familiares que cuiden a su bebé por unas horas para poder ustedes dos pasar tiempo juntos. Este tiempo con su pareja es una inversión en su familia y su relación.

Cómo mantener los alimentos seguros al refrigerarlos

2 de mayo, 2014 por Azalia

Mantener los alimentos fríos o perecederos refrigerados es una de las formas de mantenerlos seguros para el consumo. Esto ayuda a evitar que usted o su familia se enfermen al consumirlos.

  • Mantenga el refrigerador a una temperatura de 40 grados F menos y el congelador a 0 grados F menos. Si cree que las temperatura están incorrectas, contrólelas con un termómetro para electrodomésticos. Puede comprar este tipo de termómetro en ferreterías o tiendas de artículos para el hogar.
  • Refrigere todas las frutas y verduras que están cortadas o peladas.
  • Refrigere todas las sobras dentro de las 2 horas después de comer. Use contenedores poco profundos para que la comida se enfríe rápidamente. Cuando esté lista para usar las sobras, cómalas dentro de las 2 horas de haberlas sacado del refrigerador.
  • Descongele las carnes, aves y mariscos en el refrigerador y no en la mesa o en el fregadero.
  • No llene demasiado el refrigerador. De lo contrario, será difícil mantener los alimentos fríos y seguros.
  • Cuando vaya al supermercado, regrese directo al hogar y guarde los alimentos en el refrigerador o congelador. Evite hacer mandados que atrasen demasiado el tiempo que pasan los alimentos a temperatura ambiente.
  • Los alimentos fríos se deben mantener fríos y los congelados, congelados.

Tenga cuidado con el monóxido de carbono este invierno

14 de febrero, 2014 por Azalia

Cada año debemos prepararnos para el invierno, el cual puede ser especialmente largo y fuerte en algunas regiones de los Estados Unidos. Los Centros para la Prevención y Control de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) encarecen a las familias a que busquen calor en una forma segura para evitar el envenenamiento con monóxido de carbono (CO), un gas que no tiene olor.

  • Asegúrese que los conductos de calefacción de su casa no hayan quedado bloqueados por grandes cantidades de nieve.
  • Nunca utilice una estufa u horno de gas para calentar el hogar.
  • Si se ha ido la electricidad y ha comprado un generador, no lo coloque en el sótano o garaje aun si las ventanas están abiertas. Póngalo fuera de la casa, en un área ventilada y lejos de las puertas o ventanas de su hogar para evitar que entren los gases. Sólo un profesional con el entrenamiento adecuado puede instalar un generador dentro del hogar. Si éste es el caso, asegúrese que los conductos de ventilación estén limpios.
  • Nunca utilice dentro de su casa braseros, “hibachis”, linternas a base de combustible o estufas portátiles que se usan para acampar.
  • Si prende la chimenea para calentar el cuarto, asegúrese de que haya sido inspeccionada y esté limpia para que los gases puedan escapar hacia afuera.
  • No busque calentarse prendiendo la calefacción de su auto dentro de un espacio cerrado o parcialmente cerrado, como el garaje.
  • Antes de prender el auto, asegúrese de que el tubo de escape de su auto no se haya bloqueado con nieve. Esto es muy peligroso, aun si las ventanas del auto están abiertas.
  • Si hace mucho frío, busque refugio adonde sus amigos o vecinos. O váyase a un refugio comunitario.

Si sospecha de un envenenamiento con CO, llame de inmediato al 911. Los síntomas más comunes son dolor de cabeza y en el pecho, mareo, nauseas, vómito, mareo, debilidad, y confusión.

Recuerde: No deje de instalar un detector para el CO en su casa. Verifique con cierta regularidad que las baterías funcionen. Es importante que su familia esté protegida contra este gas todo el año.

La llegada de un hermanito

7 de agosto, 2013 por Azalia

Toda la familia espera el momento feliz cuando llegará el nuevo bebé a casa. Pero a su hijo mayor, que es el centro de atención, esto le puede producir enojo e inseguridad.

Como lo explica la Academia Americana de Pediatría, a un niño de 2- 3 años le es muy difícil aceptar que tendrá que compartir el afecto de sus padres. Para evitar los celos, deje que él sea parte de los preparativos. Invítelo a hacer las compras para el bebé y deje que escoja una prenda o juguete para su hermanito. Pídale que le ayude a decorar la habitación.

Una vez el bebé llegue a casa, pídale que le ayude y le alcance los pañales o escoja qué camisita se pondrá el bebé. Pregúntele si quiere prestarle a su hermanito algunos de sus juguetes que usaba cuando era bebé. Si dice que no, respete su decisión. Eventualmente su niño las compartirá con el bebé.

Hay libros adecuados para cada edad para hablarles a los pequeños de dónde viene el bebé. La historia de la cigüeña puede confundirlo. ¿Por qué mamá tiene que irse unos días fuera de casa a esperar a la cigüeña?

Cuando se acerque el momento del parto, llévelo al hospital y muéstrele la sala cuna. Dígale que pronto vendrá a visitarla a usted y a su hermanito.

A veces los niños pequeños manifiesten comportamientos regresivos, como querer un biberón o dejar de usar el inodoro. No se enfade. Este comportamiento pasará cuando él vea que usted no ha dejado de quererle.

No le prometa a su niño que todo va a seguir igual. Los cambios en su entorno le muestran claramente que no es cierto. Pero déjele saber que usted no le quiere menos. Dedíquele tiempo especial.

Cuando yo visito por primera vez a un nuevo bebé, le llevo al hermanito mayor un regalo especial para celebrar el hecho de que él se ha convertido en una persona importante. El bebé probablemente estará dormido o prendido al seno de mamá y le tiene sin cuidado si yo le presto atención o no. Pero para el hermano mayor es importante saber que no han dejado de quererle.