Envolver a su bebé con una manta

27 de junio, 2014 por Azalia

7769677_thb

Cuándo mi bebé nació, su pediatra me enseñó a envolverla en su cobija, o como ella me decía, “vamos a envolverla como un burrito”. Siempre me alegra recordar esos momentos, especialmente ahora que ya es adolescente. Esta técnica de envolver a su bebé con una manta ceñidamente a su cuerpo los ayuda a sentirse seguros, calmados y a dormir mejor. El propósito es simular el ambiente uterino, ayudarlos a regular su temperatura y a evitar que sus propio reflejos la molesten mientras duerme (reflejo de sobresalto).

 ¿Es riesgoso envolver a su bebé? No es riesgoso envolver a su bebé mientras no se pueda rodar y ponerse boca abajo. Pero una vez que pueda rodarse, deje de envolverlo en una manta. Si su bebé envuelto se rueda boca abajo, esto aumenta el riesgo de que sufra el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS, por sus siglas en inglés) o de que pueda asfixiarse al no poder respirar.

¿Cómo puede envolver a su bebé sin riesgo? Las enfermeras o el pediatra de su bebé pueden mostrarle cómo envolverlo antes de que se marche a casa del hospital. Es importante envolverlo de la manera correcta para ayudar a mantenerlo seguro, en especial cuando duerme. Ésta es la forma de envolver a su bebé en una manta:

  • Coloque una manta delgada, como las mantitas para bebé, en una superficie plana como un cambiador. Despliéguela para que parezca un rombo o diamante.
  • Doble la esquina superior del rombo unas pulgadas hacia abajo. Posiblemente deba doblarla más o menos dependiendo del tamaño de su bebé.
  • Acueste a su bebé sobre el pliegue de la manta, boca arriba, de cara a usted. Su bebé debe tener los hombros alineados con el pliegue de la manta y la cabeza arriba de ese pliegue.
  • Sosténgale los brazos al bebé al lado del cuerpo y pliegue la esquina de la manta del lado izquierdo del bebé, cruzándole el cuerpo, hasta su lado derecho. La manta debe cubrirle el pecho, la pancita, las piernas y ambos brazos.
  • Cruce esa esquina de la manta sobre el brazo derecho y métala debajo de la espalda.
  • Envuelva la esquina de la manta del lado derecho cruzándole el cuerpo.
  • Meta la manta debajo del bebé en el lado izquierdo.
  • Pliegue la esquina inferior de la manta hacia arriba y métala en una abertura en las capas de la manta, debajo del cuerpo del cuerpo del bebé.

 

Deje un comentario