Seguridad al envolver a su bebé en una manta

30 de junio, 2014 por Azalia

La técnica de envolver a su bebé en una manta o cobija delgada, o como se le llama en inglés “swaddling“, le ofrece a su bebé recién nacido un ambiente similar al que sentían cuando estaba en su matriz. Esto le ayuda a sentirse ceñido, calentito y seguro. Observe las siguientes precauciones cuando envuelva a su bebé en una manta:

Una vez que su bebé está envuelto para dormir la siesta o a la noche, asegúrese de que no corra riesgos verificando lo siguiente:

  • La manta esté ceñida alrededor de su bebé, pero no demasiado ajustada. Su bebé debe poder respirar fácilmente. No debe cubrirle la cabeza y ni el cuello con la manta. Deslice dos o tres dedos entre el pecho del bebé y la manta para asegurarse de que tenga lugar para respirar.
  • Su bebé pueda mover las caderas y los pies. Si envuelve ajustadamente las piernas del bebé cuando las tiene estiradas, puede aumentar el riesgo de displasia de la cadera. Esto es una articulación anormal de la cadera, en la que la parte superior del hueso de la cadera no permanece firmemente en el hueco de la cadera.
  • La manta no tenga extremos sueltos. Si la manta se desenvuelve, podría cubrirle la cara a su bebé y ponerlo en peligro de asfixia al no poder respirar, o de estrangulación.
  • Su bebé no se recaliente. Estar envuelto en una manta puede darle demasiado calor a su bebé, en especial si tiene puesta ropa gruesa y pesada. Puede estar recalentado si está respirando rápidamente, está sudando o tiene la piel con aspecto rojizo.
  • Acueste a su bebé a dormir boca arriba en una superficie plana y firme, como el colchón de una cuna, cubierto con una sábana de cajón ajustada. Fíjese que su bebé no cambie de posición y se coloque boca abajo mientras duerme.

No es riesgoso envolver a su bebé mientras él no se pueda voltear y ponerse boca abajo. Pero una vez que pueda voltearse, deje de envolverlo en una manta. Si su bebé envuelto se rueda boca abajo, aumenta el riesgo de que sufra el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS, por sus siglas en inglés) o de que pueda asfixiarse.

Deje un comentario