La audición y su bebé

Como parte de las pruebas que se le hacen al recién nacido, se recomienda hacer una prueba de audición. Esta es muy importante para detectar tempranamente los bebés afectados y prevenir retrasos en su desarrollo auditivo y del lenguaje.

1609939_10154060525685034_7392051489782848158_n

Antes de que su bebé recién nacido sea dado de alta del hospital, es muy importante que le hagan una prueba de audición. Detectar problemas de audición tempranamente ayuda a prevenir sus secuelas. Pero no se preocupe, la gran mayoría de los bebés tienen un resultado satisfactorio en esta prueba. Pero si un bebé tiene un problema auditivo, detectarlo y conocer la severidad del mismo a una temprana edad va a ayudarle a tener una la mejor calidad de vida y prevenir otros problemas de lenguaje más adelante.

La pérdida auditiva sucede cuando no puede oír sonidos en uno o ambos oídos. Puede ser de leve a completa:

  • Leve: no puede oír cuando se habla en voz baja
  • Grave: no puede oír sonidos muy fuertes
  • Completa: no puede oír nada. La pérdida completa de la audición se llama también “sordera”.
¿Cuáles son las señales de pérdida auditiva?

Las señales de pérdida auditiva de su bebé pueden incluir:

  • No se sobresalta con sonidos fuertes
  • No gira hacia el sonido de una voz
  • No imita sonidos después de los 6 meses de edad
  • No balbucea para cuando tiene 1 año de edad
  • No dice palabras individuales ni sigue indicaciones sencillas para cuando tiene 18 meses de edad No dice oraciones simples de dos palabras para cuando tiene 2 años de edad

Si su bebé muestra señales de pérdida auditiva en cualquier momento, llame al profesional de la salud de su hijo para que le chequee la audición. Pregunte a su profesional de la salud sobre esta y otras pruebas de diagnóstico para recién nacidos.

COMMENTS