El estrés en el embarazo

6 de agosto, 2014 por Azalia

pregnancy-loss

Si está embarazada y tiene estrés, usted no es la única. Muchas mujeres se ponen muy ansiosas en el embarazo. Hay muchas cosas que pueden causarle temor. Reconozca que usted está viviendo muchas situaciones nuevas y hay muchas cosas que no conoce. La mayoría de las veces aquello que le causa miedo es algo pasajero, que tiene solución o no es tan malo como piensa. Nunca se adelante a pensar lo peor.

Algunas de las causas más comunes de estrés en el embarazo son:

  • Los malestares del embarazo, como náuseas, estreñimiento, cansancio o dolor de espalda.
  • Hay veces que la mujer piensa que el embarazo no va bien, ya sea por un pequeño sangrado en el inicio del embarazo o porque no pueden ver al bebé en el ultrasonido en las primeras semanas.
  • Si usted tomó una medicina o le hicieron una radiografía.
  • Sus hormonas están cambiando, lo cual puede afectar su estado de ánimo. Los cambios en el estado de ánimo pueden dificultarle el control del estrés.
  • Quizás esté preocupada por el parto o cómo cuidar a su bebé.
  • Si trabaja, posiblemente deba manejar las responsabilidades laborales y preparar a su empleador para el período en que usted se ausentará del trabajo.
  • La vida es agitada y a veces suceden cosas inesperadas. Esas son situaciones que no se detiene sólo porque esté embarazada.

Aunque es común sentirse estresada durante el embarazo, debe controlar el estrés. El estrés excesivo puede causarle problemas para dormir, dolores de cabeza, pérdida del apetito o comer en exceso. Si mantiene niveles altos de estrés durante mucho tiempo pueden provocarle problemas de salud, como alta presión arterial y enfermedad del corazón. Durante el embarazo, este tipo de estrés puede aumentar las probabilidades de tener un bebé prematuro (nacido antes de las 37 semanas de embarazo) o un bebé con bajo peso al nacer (pesa menos de 5½ libras). Los bebés que nacen demasiado pronto o demasiado pequeños corren mayor riesgo de tener problemas de salud.

Primeramente reconozca que hay muchas cosas que no conoce, respire profundo y acepte esto. Escriba las cosas que le causan ansiedad, háblelas con su pareja, una amiga o terapista. Además es muy importante que comparta sus temores y preocupaciones con su profesional de la salud. Muchas veces verá que la situación no es tan mala como pensaba. Manténgase informada de cómo cuidarse durante el embarazo, eso puede ayudarle a evitar el estrés. Haga un plan con su profesional de la salud sobre cómo controlar la ansiedad.

 

Deje un comentario