Cómo reducir el estrés y dolor de las vacunas

8 de agosto, 2014 por Azalia

Usted sabe lo importante que son las vacunas para proteger a su bebé. No por esto deja de afanarle el dolor que sufre su bebito cuando le aplican la inyección. Y para qué hablar de cómo llora él, que no entiende que esto es por su propio bien.

Los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) ofrecen algunas sugerencias útiles para disminuir el dolor de la inyección y reducir el estrés que siente su pequeño.

Antes de la vacuna:

• Sepa qué vacunas recibirá su bebé en esta próxima cita.
• Lleve el carnet de vacunación a la cita.
• Lleve consigo el juguete, libro o cobijita favoritos de su bebé.
• Antes de la inyección, pregúntele al profesional de la salud del bebé si hay alguna forma de dormir el área con una crema u aerosol, o aplicando hielo.

Mientras le aplican la vacuna:

• Sujete a su bebé en brazos y mírelo a los ojos. Háblele suavemente o cántele una canción.
• Distráigalo con el juguete o mostrándole algo interesante dentro del cuarto.

Después de la vacuna:

• Abrace y arrulle a su bebé. Dígale palabras de elogio.
• Envuélvalo en su cobijita.
• Amamante a su bebé o dele el biberón. Éstas son formas rápidas de darle alivio.

El profesional de la salud puede darle una hoja con información acerca de qué esperar después de administrar las vacunas y cuáles pueden ser algunas reacciones. Algunas vacunas pueden aumentar la temperatura de su bebé. Pregúntele al pediatra en qué circunstancias es necesario darle a su bebé una medicina para bajar la fiebre, qué cantidad y cuántas veces al día.

 

Deje un comentario