Molestias que pudieran causar las vacunas

12 de Agosto, 2014 por Azalia

19096331_thb

Tal vez cuando le aplican las vacunas a su bebé, usted se preocupe por la incomodidad que esto pueda causarle. Pero sin duda alguna los beneficios de las vacunas sobrepasan los riesgos ya que los protegen de enfermedades que pueden ser muy serias.

Algunos bebés presentan un poco de dolor, inflamación, o salpullido en el área de la inyección. Estas molestias generalmente se resuelven por sí solas sin necesidad de tratamiento. Pero si lo desea, usted puede aplicar una toallita húmeda y fresca en el área. Pregúntele al pediatra si puede darle un medicamento para el dolor, pero nunca le dé aspirina a su pequeño. Pregunte la dosis exacta de la medicina que necesita su bebé, cuántas veces debe dársela a su bebé y por cuánto tiempo la debe usar. Si su pequeño tiene una ligera fiebre, puede bajársela con un baño de esponja con agua fresca.

Es posible que su niño esté molesto durante un par de días. Tal vez coma y duerma menos. Asegúrese de que tome suficiente líquido para no se deshidrate. Puede aumentar las tomas de leche.

En casos poco comunes, el niño puede tener una reacción alérgica. Los síntomas son dificultad en respirar, respiración sibilante, mareo, desmayo, urticaria, latidos cardiacos irregulares y debilidad. Esta reacción ocurre unos minutos o hasta algunas horas después de la inyección. Llame al pediatra de inmediato si su niño presenta estos síntomas o llévelo al hospital.

Esté atenta al comportamiento de su pequeño durante varios días. Si hay algo que le inquieta, no dude en llamar al pediatra.

Deje un comentario