Amniocentesis

La amniocentesis es una prueba que ayuda a detectar defectos de nacimiento, como los defectos del cerebro, la columna vertebral, y el síndrome de Down

Durante su embarazo es posible que le recomienden hacerse la prueba de la amniocentesis (también llamada «amnio»). Esta es una prueba prenatal común que se usa para diagnosticar ciertos defectos de nacimiento y trastornos genéticos.

Durante la amniocentesis, el profesional de la salud toma una pequeña muestra de líquido amniótico. La muestra se utiliza para chequear la salud de su bebé. La mayoría de las mujeres que se hacen la amnio descubren que su bebé está bien.

La amniocentesis es mejor hacerla en el segundo trimestre del embarazo, entre las semanas 15 a 20. Ya no se recomienda hacerla antes de las 15 semanas porque conlleva un mayor riesgo de aborto espontáneo y otras complicaciones.

La Asociación Americana de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés) recomienda que todas las embarazadas tengan la opción de hacerse pruebas prenatales como la amniocentesis. Su profesional de la salud podrá recomendar que se haga una amnio si usted corre el riesgo de tener un bebé con un defecto congénito. Por ejemplo:

  • Ser mayor de 35 años. El riesgo de tener un bebé con ciertos defectos de nacimiento, como el síndrome de Down, aumenta con la edad.
  • Haber tenido otro hijo o embarazo con un defecto de nacimiento. Si tuvo un hijo o embarazo con un defecto de nacimiento en el pasado, el profesional de la salud debe ofrecerle esta prueba.
  • Resultados anormales en la prueba de detección. La prueba de detección es por lo general un análisis de sangre para ver si usted o su bebé tiene más probabilidades que otros de tener un cierto problema de salud. Esta es diferente a una prueba de diagnóstico, porque no le indica si tiene o no un determinado problema de salud, sino que solo mide el riesgo. Si tiene resultados anormales en una prueba de detección, el profesional debe ofrecerle la amniocentesis. La mayoría de los bebés cuyos resultados de la prueba de detección son anormales nacen sanos y la amniocentesis ayuda a comprobar que el bebé está bien.
  • Historial médico familiar de un problema genético. Si usted, su pareja o un miembro de cualquiera de sus familias tiene una afección genética, como fibrosis quística o anemia falciforme, quizás le convenga hacerse una amnio.

COMMENTS