Trastorno por estrés postraumático y el embarazo

20 de Octubre, 2014 por Azalia

26329502_thm

¿Qué es el trastorno por estrés postraumático?

El trastorno de estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés) es una forma severa de estrés que se presenta luego que una persona ha vivido una situación muy traumática y dolorosa. Comúnmente se asocia con las personas que han servido como soldados en una guerra, pero este tipo de trastorno no es exclusivo a este grupo. Las mujeres que buscan un embarazo o que están embarazadas pueden padecerlo también.

Algunos ejemplos de experiencias estresantes que pueden causar PTSD son el abuso sexual, los desastres naturales, la muerte inesperada de un ser querido, entre otras. Aunque estas experiencias son muy traumáticas y causan estrés en toda persona, hay ciertos casos donde la ansiedad persiste e impide el funcionamiento normal después que el evento ha sucedido. Si esto ocurre la persona debe ser evaluada para saber si tiene PTSD.

Síntomas que persisten y se asocian al PTSD son:

  • Ansiedad severa, irritabilidad o coraje
  • Revivir las experiencias traumáticas
  • Pesadillas o problemas para dormir
  • Evitar ir a actividades o lugares que usted anteriormente disfrutaba
  • Sentimientos de culpa o muy negativos hacia sí mismo u otros
  • Conductas que autodestruyen como tomar alcohol y usar drogas

¿Es común el PTSD en las mujeres embarazadas?

Pudiera ser más común que el PTSD ocurra en mujeres embarazadas que en aquellas que no lo están. La combinación de los cambios hormonales y los malestares del embarazo (ej. insomnio), el hecho que muchas mujeres detienen el uso de medicamentos para la depresión en el embarazo, y la ansiedad que conlleva esta nueva etapa, pueden exacerbar los síntomas del PTSD.  Algunas mujeres embarazadas pueden padecer estrés severo, ya sea por alguna experiencia no relacionada al embarazo o por una complicación en un embarazo anterior. Por ejemplo, haber tenido uno o más abortos espontáneos, muerte del bebé o la estadía del bebé en la unidad de cuidado intensivo neonatal. Estos tipos de experiencias pueden ser muy traumática.

¿Aumenta el PTSD el riesgo de tener un parto prematuro?

Algunos estudios han establecido el efecto negativo de los altos niveles de estrés en el embarazo. Se ha observado aumento en la presión arterial, aumento en el riesgo de tener un parto prematuro y un bebé bajo peso. En un estudio reciente se observó que el riesgo de tener un parto prematuro en mujeres que padecían PTSD y depresión mayor era igual que el riesgo de aquellas mujeres que ya han tenido un parto prematuro. Esto es bien significativo. La comunidad médica recomienda que se consideren los trastornos de estrés y depresión como un riesgo en el embarazo.

¿Qué puede hacer?

Busque ayuda. Hable con un terapista, participe en grupo de apoyo, escriba sobre su experiencia. Si cree que tiene síntomas como los mencionados anteriormente, pídale una evaluación a su profesional de la salud. Es importante que no se mantenga aislada. Usted necesita apoyo. Las enfermedades mentales llevan consigo un estigma, pero no debe ser así, son tan reales como las enfermedades físicas.

Deje un comentario