Inducción del parto

la inducción del parto sucede cuando el profesional de la salud le da medicamentos o usa otros métodos para que el parto comience.

Hay diferentes razones por las cuales su profesional de la salud puede recomendarle una inducción del parto. Hay veces que el parto se demora demasiado en comenzar, otras veces hay indicaciones médicas, como por ejemplo:

  • El embarazo ha durado más de 42 semanas.
  • La placenta ha dejado de funcionar adecuadamente.
  • Tiene presión arterial elevada (hipertensión) causada por el embarazo.
  • Tiene una infección en el útero.
  • Tiene ruptura de membranas, pero las contracciones no han comenzado.
  • Tiene problemas de salud, tales como diabetes. Esto puede ponerla a usted o a su bebé en peligro.
  • Su bebé  no ha crecido adecuadamente durante el embarazo.
  • Usted tiene la enfermedad del Rh.

Mientras sea posible, las inducciones se deben hacer luego de la semana 39 de embarazo. Esto ayuda a evitar que su bebé nazca antes de tiempo o prematuramente. Hay veces que no es fácil saber con exactitud las semanas exactas de embarazo, un error de una o dos semanas puede resultar en un nacimiento prematuro. Los bebés que nacen prematuros pueden tener serios problemas de:

  • Respiración
  • Alimentación
  • Mantenimiento de su temperatura
  • Ictericia

Si su profesional de la salud recomienda una inducción antes de la semana 39 de embarazo, pregunte sobre los riesgos de que su bebé nazca prematuramente y si hay algo que se pueda hacer para ayudar al bebé a respirar. Pregunte además la razón por la cual usted necesita una inducción y si la misma puede esperar hasta que usted cumpla 39 semanas de embarazo. Lo mejor es que esté bien informada sobre este tema.

COMMENTS