Autismo: síntomas y detección temprana

El trastorno del espectro autista afecta la manera en que un niño se desenvuelve en varias áreas, como: el habla, las destrezas sociales y la conducta.

41809101_thb

El autismo es un grupo de trastornos que afectan la manera en que un niño se desenvuelve en varias áreas, como: el habla, las destrezas sociales y la conducta. Dado que la severidad y amplitud de los síntomas varía considerablemente, suele hablarse como trastorno de espectro autista. La Academia de Pediatría de los EE.UU. (American Academy of Pediatrics, AAP) recomienda realizar una prueba de detección precoz del autismo a todos los niños entre los 18 y los 24 meses de vida como parte de sus visitas médicas de control. El diagnóstico y tratamiento temprano puede mejorar considerablemente las perspectivas para los niños con autismo.

Cada niño autista es un caso único pero puede compartir ciertas características y conductas con los demás, como por ejemplo:

  • No habla (aproximadamente el 40 por ciento de los niños autistas no habla en absoluto)
  • Repite palabras
  • Realiza movimientos repetitivos, tales como agitar las manos
  • No juega a juegos en los cuales pretende ser otra persona
  • Es hiperactivo
  • Tiene berrinches con frecuencia
  • Evita el contacto visual
  • Tiene dificultades para iniciar o mantener una conversación y para hacer amigos
  • No responde cuando lo llaman por su nombre
  • Insiste en la misma rutina
  • Repite acciones una y otra vez
  • Se concentra en un solo tema o actividad
  • Desea estar solo
  • Es hipersensible al sonido, gusto y olor de las cosas y a la manera en que las percibe con el tacto
  • No le gusta que lo abracen o lo acaricien
  • Tiene problemas para dormir
  • No siente temor en situaciones de riesgo
  • Tiene cierto grado de retraso mental o incapacidades de aprendizaje (en muchos de los niños afectados pero no en todos)
  • Es agresivo
  • Se lastima a sí mismo
  • Pierde destrezas (por ejemplo, deja de decir palabras que solía decir)

Si usted nota que su bebé tiene estos síntomas, no dude hablarlo con el pediatra. Pida que le hagan una evaluación. Recuerde que mientras más pronto se detecten el trastorno del espectro autista, más pronto se puede intervenir y ayudar a que el bebé pueda lidiar con su condición de la  mejor manera posible.

COMMENTS