El nuevo bebé y las visitas

Qué hacer en cuanto a las visitas que vienen a conocer al bebé para que sea una experiencia positiva.

2011d023_2287_zps45a5772c

La llegada de un bebé es un momento de mucha alegría. Pero por más que usted se haya preparado, este cambio tan radical puede ser un poco estresante. Sus parientes y amistades estarán ansiosos por conocer y visitar al nuevo miembro de la familia. Recuerde sin embargo que usted necesita enfocar su tiempo y energía en recuperarse del parto, en cuidar a este pequeño ser que exige atención en cualquier momento, y en no descuidar las necesidades de su pareja y sus otros hijos.

Estos consejos pueden serle útiles:

  • Limite los días y las horas en la cuales se puede visitar al bebé.
  • Pídale a su profesional de la salud que hable con su pareja sobre la necesidad de que usted de recupere del parto y descanse lo suficiente para poder amamantar y cuidar al bebé. Así su pareja la entenderá y la apoyará en su decisión.
  • Deje un mensaje en la máquina contestadora con un “boletín” sobre cómo está el bebé. Puede cambiarlo diariamente o cada dos o tres días. Diga en el mensaje cuándo su bebé recibe visitas.
  • Si alguien le pregunta cómo puede ayudar, no dude en hacer una sugerencia. Ésta puede ser desde hacer las compras del mercado hasta cuidar a su pequeño por unas horas mientras usted se toma un descanso.
  • No se siente en la obligación de atender a las visitas como la anfitriona perfecta. Al contrario, pídales que le ayuden con cualquier labor que usted tenga que hacer. Esto se aplica también si viene la familia que vive en otra ciudad y se quedan en su casa.

Recuerde que hasta que su bebé reciba todas sus vacunas es muy vulnerable. Muchos bebés y niños pequeños se contagian de la tos ferina (pertussis), la cual puede ser muy peligrosa. En los niños mayores y los adultos puede semejar un resfriado. Es muy importante que toda persona que tenga contacto con su bebé tenga su vacuna de la tos ferina al día. No permita que ninguna persona con síntomas de refriado visite a su bebé.

Para mayor protección de su bebé, pídale a toda persona que se lave muy bien las manos antes de alzarlo. Y nunca permita que fumen ni en casa ni el auto, aun si las ventanas están abiertas.

COMMENTS