Cómo evitar las infecciones de oído en el bebé

20 de Febrero, 2015 por Azalia

41809113_thm

Las infecciones del oído, llamadas otitis media, son muy dolorosas para el bebé. La Academia Americana de Pediatría, (AAP, por sus siglas en inglés) explica que una de las causas que hace más posibles estas infecciones es que en los niños pequeños el conducto que conecta la cavidad nasal con el oído medio es muy corto. Esto permite que los virus que causan el resfriado se pasen fácilmente al oído.

Hay otros factores de riesgo por los cuales su bebé puede desarrollar estas infecciones. Estas medidas ayudarán a evitarlas:

  • Amamante a su bebé. La leche materna está llena de anticuerpos que protegen al bebé contra las infecciones, incluyendo un resfriado.
  • Nunca acueste al bebé en la noche con un biberón con leche. Ésta puede pasársele fácilmente al oído medio y crear un ambiente propicio para los gérmenes. Además es un riesgo para las caries.
  • Protéjalo del humo del cigarrillo. No permita que nadie fume dentro de su casa o en el auto, aun si las ventanas están abiertas.
  • Asegúrese de que el bebé tenga sus vacunas al día, particularmente la vacuna contra la neumonía neumocócica (PCV13).
  • Se recomienda que todo bebé mayor de 6 meses reciba anualmente la vacuna contra la influenza. Toda su familia y las personas que lo cuidan también deben aplicarse esta vacuna. Al protegerse ellos mismos, no pueden infectarse y a su vez contagiar al bebé.

Esté atenta a los síntomas de una infección del oído en su bebé:

  • Irritabilidad
  • Su bebé se hala la oreja o se la golpea con la mano.
  • Fiebre

Su pediatra le recomendará antibióticos a su pequeño, en caso de que los considere necesarios, y le dará medicamentos para el dolor. Si su bebé tiene infecciones recurrentes, la AAP recomienda que lo examine un especialista en oído, nariz y garganta.

Deje un comentario