¿Debo dejar llorar a mi bebé?

Si su bebé llora es porque necesita algo, siempre debe investigar que es lo que necesita y debe calmar y arrullar a su bebé.

Cuando su bebé llora, es normal que se sienta preocupada. Nuestro instinto es el de alzarlo y buscar la forma de calmarlo. Eso está bien, y es lo que debe hacer.

Tal vez algunas personas le hayan dicho que cuando su bebé llora usted no debe alzarlo porque puede malcriarlo. O que llorar es bueno para sus pulmones. Su bebé no llora porque está malcriado. Llora porque es la única forma de expresar sus necesidades.

Como lo explica la Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés), el llanto de su bebé le deja saber a usted que tiene hambre, necesita eructar o necesita un cambio de pañal, está cansado, tiene frío, hay mucho ruido en el ambiente o tiene alguna molestia. Le permite bloquear otras sensaciones que son demasiado intensas. También le ayuda a aliviar la tensión y energía acumulada. Hay veces que por esto, después de llorar un rato, el bebé se calma.

Muy pronto usted aprenderá a reconocer a qué obedece el llanto de su bebé. Es importante que responda pronto a sus necesidades. Si después de intentar todo lo mencionado anteriormente, su bebé sigue llorando, examínelo cuidadosamente; puede ser que le moleste algo en la ropa, por ejemplo.

La mejor forma de consolar al bebé es alzándolo. Además de acunarlo, arrullarlo y caminar con él, puede hacer lo siguiente:

  • Cántele o háblele al bebé.
  • Sáquele los gases.
  • Ofrézcale un chupete o un juguete.
  • Coloque al bebé en el asiento de seguridad para autos y dé un paseo en el coche.

Haga todo lo posible por no ponerse demasiado tensa; el bebé percibirá esta tensión y llorará aún más. Entre más calmada esté usted, más fácil le será consolar a su bebé. Si se siente agobiada, no dude en pedirles ayuda a su familia o a una amiga. Recuerde: nunca sacuda a su bebé. Comparta  esta información sobre el llanto del bebé con su pareja y todas las personas que lo cuidan.

Si su bebé no deja de llorar a pesar de que usted atiende sus necesidades y lo arrulla, puede estar enfermo. Tómele la temperatura. Si está por encima de 100.4 grados F (38 grados C), llame a su pediatra.

A veces se puede dejar llorar al bebé un poco, por ejemplo cuando lo acuesta a dormir. Algunos bebés necesitan llorar un poco antes de dormirse. Si el bebé está cansado, pronto dejará de llorar y conciliará el sueño.

Usted seguramente se sentirá mejor cuando logre que su bebé se calme. Pero no siempre va a poder saber que es lo que le molesta a su bebé. Usted no es una mala madre si él llora y usted no logra calmarlo inmediatamente.

 

COMMENTS