¿Qué es la placenta previa?

La placenta previa se refiere a la placenta que coloca en la parte baja de su matriz y cubre total o parcialmente la apertura del cuello uterino.

La placenta se forma a comienzos de su embarazo y se adhiere a la pared de su matriz. La placenta es el órgano que forma una conexión sanguínea entre usted y su bebé. A través de la placenta usted le transfiere oxígeno y nutrientes a su bebé.

Generalmente la placenta está localizada en la parte superior de la matriz (útero), de esta forma no interfiere con la salida del bebé al momento del parto. Pero a veces la placenta se coloca en la parte baja de su matriz y cubre total o parcialmente la apertura del cuello uterino. Esto se llama placenta previa. Hay tres tipos de placenta previa:

Marginal: está cerca de la apertura del cuello uterino, pero no lo cubre

Parcial: cubre solo un área de la apertura del cuello uterino

Total: cubre totalmente la apertura del cuello uterino, lo cual bloquea la salida del bebé.

¿Qué puede hacer si le dicen que tiene placenta previa?

Si usted tiene menos de 20 semanas de embarazo y le han hecho un ultrasonido donde se ve la placenta baja, esto no debe ser razón para alarmarse. En la mayoría de los casos la placenta sube a medida que el bebé crece y el útero se expande.

Si usted tiene más de 20 semanas de embarazo y le dicen que tiene placenta previa, aún es posible que la placenta suba. Con un seguimiento cercano su profesional de la salud podrá decirle si esto sucede y qué precauciones debe tener.

¿Cuáles son los síntomas de la placenta previa?

Algunas mujeres con placenta previa no presentan síntomas y esta condición no se detecta sino cuando se hace un ultrasonido de rutina, muchas veces a mediados del embarazo. Sin embargo, el síntoma más común de la placenta previa es un sangrado sin dolor durante la segunda mitad del embarazo. Si esto le ocurre, llame a su profesional de la salud de inmediato.

Pregúntele a su profesional qué cuidados debe tener. En general se recomienda que se abstenga de tener relaciones, limite sus viajes y se abstenga de hacer ejercicio. Su proveedor probablemente evitará hacerle exámenes pélvicos, para evitar provocar sangrado vaginal.

¿Cuáles son las posibles complicaciones?

Si la condición de la placenta previa se maneja adecuadamente es muy posible que su embarazo llegue a término y no haya complicaciones. En la gran mayoría de los casos la placenta se corrige sola hacia finales del embarazo. A medida que el vientre crece, empuja la placenta hacia arriba y usted podrá tener un parto vaginal. De lo contrario, es necesario hacer una cesárea.

Si usted tiene hemorragias, seguramente la internarán en el hospital. Su profesional hará todo lo posible por ayudarle a que su embarazo llegue a término. Pero si esto no es posible, tal vez le den ciertos medicamentos, como los corticoesteroides, para madurar los pulmones y otros órganos del bebé, ante el riesgo de que su bebé nazca antes de tiempo.

COMMENTS