La preeclampsia y su tratamiento

22 de Mayo, 2015 por Azalia

16445295_thb

Aun no se conoce que es lo que causa la preeclampsia. Se cree que la placenta desempeña un papel clave. El parto es el que inicia el proceso de curación, al eliminar del cuerpo la placenta. Es importante reconocer que el parto no “cura” todos los casos de preeclampsia. Hay mujeres que pueden desarrollarla hasta 6 semanas luego del alumbramiento. La placenta, antes del parto, puede excretar en el cuerpo de la mujer toxinas, las cuales no se eliminan inmediatamente. Estas pueden causar preeclampia posparto. Los síntomas son: dolor de cabeza severo, alteraciones visuales, falta de aliento y hasta convulsiones después del parto. Este muy alerta a estos síntomas.

Qué pueden hacer

  • Exámenes y revisiones médicas: Es muy probable que su proveedor de cuidados prenatales le haga chequeos frecuente. Revisarán su presión arterial, le harán pruebas de sangre para verificar la función de sus riñones, hígado y coagulación sanguínea.  Algunas mujeres se les recomienda ser hospitalizada. Mucho depende de la severidad del caso y cuantas semanas de embarazo tiene. El descanso en cama no se recomienda de forma rutinaria a todas las mujeres con preeclampsia. Algunos estudios sugieren que aumenta el riesgo de coágulos sanguíneos mientras que no ofrece un beneficio claro.
  • Revisiones al bebé: Le pueden hacer ultrasonidos más frecuentes y pruebas para verificar que su bebé esté creciendo adecuadamente y que no hay señales de estrés fetal. Mientras sea posible, su proveedor tratará de esperar hasta que tenga 37 semanas de embarazo antes de que induzcan el parto o hagan una cesárea. Hay casos donde el bebé debe nacer mucho antes de las 37 semanas para asegurar que tanto la madre como el bebé pueden sobrevivir.
  • Antihipertensivos: Estas son medicinas para controlar la alta presión arterial. Se recomiendan si la presión arterial está muy alta. Hable con su médico de la seguridad de las mismas en el embarazo. Unas son más seguras que otras.
  • Corticosteroides: Estos medicamentos ayudan a madurar los pulmones de su bebé. Esto es importante si hay riesgo de parto prematuro, algo que sucede con bastante frecuencia. Los corticoesteroides también pueden ayudarle a usted a mejorar la función de su hígado y de las plaquetas, que pueden ser afectadas en casos de preeclampsia severa.
  • Medicinas para detener las convulsiones: En casos severos donde la preeclampsia la puede poner a riesgo de tener convulsiones, pudieran recetarle sulfato de magnesio u otra medicina para prevenir las convulsiones.

Si su profesional cree que usted corre un alto riesgo de tener preeclampsia, posiblemente la trate con aspirina de baja dosis para ayudar a prevenir este trastorno. Hable con su profesional de la salud para ver si el tratamiento con aspirina es adecuado para usted.

Deje un comentario