7 síntomas que pueden ser de cuidado en el embarazo

Este muy alerta a estos síntomas y aprenda si debe ponerse en contacto con su profesional de la salud.

Pregnant woman with doctor

Son muchos los cambios que ocurren durante el embarazo. Es normal que se pregunte cuales son normales y cuales pueden indicar un problema. Oriéntese bien y llame a su médico si le ocurre cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Sangrado. Si el sangrado o manchado ocurre antes o durante las 12 semanas del embarazo y dura más de un día o si viene acompañado de cólicos o elimina tejidos, puede ser motivo de preocupación. Luego de las 12 semanas si tiene sangrado ya sea leve o más abundante debe llamar a su médico o debe ir al hospital. Un sangrado leve (que solo ocurre por algunas horas) en las primeras semanas de embarazo puede ser normal. Muchas veces ocurre luego de tener relaciones íntimas o luego de un examen pélvico.
  • Hinchazón repentina. Cuando ocurre en las manos y la cara, especialmente alrededor de los ojos. Debe dejarle saber a su médico ya que esto puede ser un signo de preeclampsia, una complicación seria. La hinchazón de los pies es más común al final del embarazo y se considera normal.
  • Fiebre. La fiebre se define como una temperatura mayor a 101 °F (38.3 °C). Es importante que su proveedor de salud le haga un chequeo. Es importante es que la fiebre se trate con prontitud, ya que es riesgosa para usted y para su bebé. Deben hacerle una revisión y si la fiebre responde a una infección deben asegurarse que la misma se trata con éxito.
  • Ardor, secreciones, picazón vaginal o dolor al orinar. Estos síntomas pueden relacionarse a una infección vaginal o urinaria. Si tiene una infección, ésta debe ser tratada con éxito, ya que puede complicar seriamente el embarazo. Si su médico le receta un medicamento, tómeselo exactamente como se lo ha indicado. Pida una cita de seguimiento donde él pueda asegurarse que el medicamento ha sido efectivo. Otros síntomas de alerta son: orinar sólo unas gotas, orina turbia o con sangre, olor o color raro en la orina.
  • Vómitos o diarreas continúas. Si los vómitos son repentinos y luego de las 20 semanas de embarazo, requieren atención médica. Las diarreas, con o sin vómitos, pueden ser peligrosas porque pueden causar deshidratación severa, esto a su vez aumente el riesgo de parto prematuro. Las señales de deshidratación incluyen tener sed, sequedad en la boca, latidos cardíacos rápidos, no orinar u orinar con menos frecuencia. Las náuseas y los vómitos leves, especialmente en las primeras semanas de embarazo, no la perjudican a usted ni al bebé.
  • Dolor de panza o cólico (cólico menstrual o en la parte superior de la panza). Los dolores o cólicos abdominales fuertes pueden indicar un problema grave. Este tipo de dolor puede ser producido por diferentes condiciones, como un embarazo ectópico, infección de las vías urinarias o señales de parto prematuro. Si el dolor que dura más de algunas horas, produce sangrado o flujo vaginal, vaya de inmediato al hospital o a ver a su proveedor de cuidados prenatales.
  • Dolor de cabeza fuerte. Un dolor de cabeza fuerte (que no se le quita al tomar acetaminofén) y que afecta la visión, es particularmente peligroso porque es una señal de preeclampsia. Llame al profesional de la salud de inmediato si el dolor de cabeza: es repentino y explosivo o produce un dolor violento que la despierta del sueño, está acompañado de fiebre y rigidez en el cuello.

COMMENTS