Fumar y su efecto en la leche materna

31 de Mayo, 2016 por Azalia

mom breastfeeding

Si fuma, lo ideal es dejar de fumar antes del embarazo. Muchas madres logran dejar de fumar en el embarazo. Esto es un gran logro. Pero, no tiene que parar su estilo de vida sano, incluyendo no fumar, una vez nazca el bebé.

Algunas mujeres que fuman piensan que no pueden amamantar a su bebé. Pero la realidad es que usted puede amamantar a su bebé, aunque fume. Lo ideal es que no fume, pero los beneficios de la lactancia materna son mayores que los riesgos a la exposición a los cigarrillos. Se ha comprobado que cuando la madre fuma, el riesgo de problemas respiratorios es mayor si el bebé toma leche de fórmula, en comparación a los bebés que toma leche materna. La Academia Americana de Pediatría reconoce que el embarazo y la lactancia son momentos ideales para que la mamá deje de fumar, pero esto no quiere decir que porque la madre fume no pueda amamantar a su bebé.

Aunque la nicotina se transfiere a la leche materna, no se han reportado efectos adversos serios en los bebés de las madres que fuman. Se han observado algunos efectos secundarios en los bebés expuesto a cantidades altas de nicotina (es decir mujeres que fuman más de 20 cigarrillos al día). Así que mientras menos fume la madre mejor será para el bebé. Entre estos efectos se incluyen: diarrea, náuseas, vómitos e irritabilidad al dormir. Fumar también afecta la producción de leche materna.

Para proteger a su bebé y mantener su leche materna sana y segura:

  • Haga todo lo posible por dejar de fumar o fume lo menos posible.
  • Evite fumar justo antes de lactar.
  • Nunca fume mientras está amamantando.
  • Espere una hora y media luego de fumar para dar el pecho.
  • Antes de amamantar cámbiese la camisa por una limpia o en la que no haya fumado. Así evita pasar los contaminantes del cigarrillo que quedan impregnados en su ropa.
  • Lávese las manos y la cara antes de amamantar a su bebé para evitar trasmitir contaminantes a través de su piel.

Toda persona que fume, debe hacerlo fuera de la casa, el auto y la habitación en la cual se encuentra el bebé. Fumar cerca del bebé lo expone al humo segunda mano, que causa problemas respiratorios y aumenta el riesgo del síndrome de la muerte súbita infantil.

Deje un comentario