¿Qué puede hacer si le da mastitis?

17 de Junio, 2015 por Azalia

37468772_thb

La mastitis es una infección de los senos que puede ocurrirle a algunas mujeres que amamantan. La infección puede suceder cuando tiene un conducto mamario taponado. Esto puede suceder cuando se salta o dejar pasar mucho tiempo entre las tomas de leche materna, o si se le congestionan los senos. Muchas veces se presenta en un solo seno.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Dolor y enrojecimiento en los senos
  • Sentir los senos calientes o sensibles al tacto
  • Fiebre o escalofríos; malestar general

Si tiene alguno de estos síntomas, póngase en contacto con su profesional de la salud. Él puede recetarle un antibiótico y un medicamento para aliviar el dolor. Verifique que sean compatibles con la lactancia. Tómese el antibiótico como lo ha indicado su profesional, aun si los síntomas desaparecen.

Tomar mucho líquido y descansar lo más que puede también le ayudarán a recuperarse. Un buen sostén de lactancia que apoye sus senos le ayudará a aliviar las molestias.

¿Puedo seguir amamantando?

No deje de amamantar. No es posible contagiarle la infección al bebé por medio de su leche. La infección es en el tejido, no en la leche. Por lo tanto no hay riesgo en seguir dándole el pecho.

Amamantar ayuda a vaciar los senos y a aliviar la presión que produce dolor. Trate de vaciar completamente el seno afectado. Si su bebé deja de lactar de ese seno antes de vaciarlo totalmente, extráigase la leche con un sacaleches o con la mano. Esto ayuda a descongestionarlo.

Varíe las posiciones en las cuales coloca al bebé. Esto desplaza la presión a otra parte del pezón.

¿Cómo puedo tratar de evitar la mastitis?

  • Amamante a su bebé con frecuencia, apenas dé las primeras señales de que desea comer. Si siente los senos congestionados entre las tomas, extráigase la leche con un sacaleches o con su mano.
  • Asegúrese de que su bebé se esté agarrando al pezón correctamente. Varíe las posiciones en las cuales lo coloca para amamantarlo. Una consultora en lactancia le puede ayudar.
  • Trate de vaciar el seno totalmente antes de comenzar a darle del otro seno. Si su bebé toma menos leche del segundo seno, comience con ese seno en la próxima toma.
  • Comience ofreciendo el seno enfermo o congestionado. Puede aplicarse un paño caliente y darse un masaje antes de ofrecer el seno para ayudar a que salga la leche del seno.
  • Colocarse compresas calientes sobre los senos o tomar una ducha caliente ayuda a que la leche fluya más fácilmente para poder vaciar los senos. Algunas mujeres sumergen el seno en un platón con agua caliente.
  • No use un sostén de apoyo que sea demasiado apretado.
  • Trate de descansar lo más posible. Pídale a su familia y pareja con las labores domésticas.

Deje un comentario