Qué es el síndrome HELLP y sus riesgos

14 de Agosto, 2015 por Azalia

16445430.thb

Si usted tiene alta presión arterial, incluyendo preeclampsia o eclampsia, puede presentar una condición llamada síndrome HELLP. A veces los síntomas de HELLP son la primera señal de preeclampsia.

El HELLP afecta la sangre y el hígado. Sus glóbulos rojos, los que transportan oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo, se descomponen. Usted puede sufrir de anemia. Su hígado no puede funcionar adecuadamente. Las plaquetas, las cuales ayudan a la coagulación de la sangre, bajan. Esto la pone a riesgo de un sangrado excesivo o de sufrir moretones fácilmente.

La mayoría de las veces los síntomas se presentan antes de las 37 semanas de embarazo. Pero a veces ocurren durante la semana después del parto. Si tiene algunos de esto síntomas llame a su profesional de la salud de inmediato o váyase a la sala de emergencia:

  • Vista nublada o borrosa
  • Fatiga o malestar
  • Aumento súbito e peso; hinchazón
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas o vómitos que empeoran
  • Sangrado de la nariz u otro sangrado que no se detiene fácilmente
  • Convulsiones
  • Dolor en la parte superior del abdomen

Esta condición es un riego para un desprendimiento de la placenta. Durante o después del parto usted puede presentar estas complicaciones:

  • Hemorragia; usted puede necesitar una transfusión de sangre
  • Edema pulmonary: líquido en los pulmones
  • Falla de los riñones o del hígado

Si su profesional diagnostica el síndrome HELLP, podrá darle medicamentos para controlar la presión arterial y evitar las convulsiones. Casi siempre se debe inducir el parto para evitarles problemas a usted y a su bebé, quien puede nacer prematuro. A veces se necesita hacer una cesárea. Afortunadamente después del nacimiento del bebé, el HELLP se resuelve y desaparecen la mayoría de las complicaciones que esta condición causa.

No se conoce qué causa el síndrome de HELLP. Si lo tuvo en un embarazo anterior es posible que ocurra de nuevo. Lo mejor que puede hacer es prepararse para un nuevo embarazo, comenzar su cuidado prenatal cuanto antes y acudir a todos sus controles. Esto le permite a su profesional diagnosticar y tratar este problema.

Deje un comentario