Cómo perder peso después del embarazo: 5 pasos a seguir

4 de noviembre, 2015 por Azalia

Moms walking with babies

Con el nuevo bebé y las restricciones de tiempo en su nueva rutina, puede que piense que no tendrá tiempo para bajar el peso que ganó en el embarazo. Eso no es necesariamente cierto, usted puede lograr un peso sano, lo importante es que confíe en que puede hacerlo y que aprenda cómo hacerlo.

5 pasos que le ayudarán a bajar el peso que aumentó durante el embarazo:

  • Amamante a su bebé a tiempo completo. La lactancia quema calorías. Aproveche este momento único donde su cuerpo quemará aproximadamente las mismas calorías que cuando hace ejercicio intenso.
  • Manténgase físicamente activa. Sea realista con el tiempo que puede dedicarle a los ejercicios. Si no puede ir al gimnasio, no se preocupe, hay muchísimos ejercicios que puede hacer en casa, claro está, una vez se haya recuperado del parto o cesáreaActividad física significa mover su cuerpo, así sean 20 minutos caminando en casa con su bebé en brazos o mientras ve un poco de tele. Puede salir al parque o de tiendas con su bebé y caminar. Invite a una amiga. Haga yoga, levantamiento de pesas u otro tipo de ejercicio que le guste y pueda ajustarse a su horario. Saque el tiempo para hacerlo.
  • Modere su alimentación. No crea que hacer ejercicio le da luz verde de comer todo lo que quiera. Tampoco es el momento de restringir demasiado su alimentación, si es que está amamantando. Haga sus tres comidas cada día y coma meriendas sanas como frutas, yogur, verduras, etc. Mire su plato y asegúrese que la mitad sean verduras, una cuarta parte proteínas (pescado, aves, carnes, frijoles) y la otra cuarta parte carbohidratos (pasta, arroz, papas).
  • Aprenda a controlar sus porciones. Use su mano como guía. La palma de su mano es la cantidad de proteínas (ej. aves, pescado, carnes, frijoles), el puño de mano los carbohidratos (pasta, arroz, panes, maíz) y la mitad de su dedo grueso es el tamaño de aceites y grasa (aderezo, cremas, mantequilla, aceite, etc).
  • Evite ciertos alimentos. Por ejemplo aquellos que son fritos (papas fritas), con salsas o cremas altas en grasas (salsa alfredo o de queso), cantidades excesivas de queso o grasa (pizza con carnes muy grasosas). Limite los postres a solo uno o dos a la semana. Elimine por completos los refrescos de soda o cualquier otra bebida azucarada (limonadas, jugos artificiales o naturales preparados con azúcar). Tome mucha agua. Sustituya el pan dulce y los productos de repostería por un desayuno completo, como huevos y avena.

Una de las claves para mantener un peso sano a través de los años, es seguir hábitos de alimentación que sean sanos, pero en los cuales usted no se sienta con demasiadas restricciones. Hable con un especialista en nutrición si necesita ayuda para lograr un peso sano.

Deje un comentario