De la NICU a la casa: Precauciones para proteger a su bebé

6 de Noviembre, 2015 por Azalia

2011d023_2287_zps45a5772c

Un bebé prematuro es muy delicado. Es muy probable que usted se pregunte cómo ofrecerle un ambiente seguro en el hogar una vez salga del hospital. Hay ciertas precauciones que usted debe seguir, principalmente para evitar que su bebé adquiera infección. Su sistema inmunológico está aún muy delicado.

  • Visitas. De seguro sus familiares querrán conocer al nuevo bebé. La recomendación general es que pueden hacerlo siempre y cuando no tengan un resfriado o alguna infección contagiosa. Algunos ejemplos de infecciones que pueden ser peligrosas para su bebé es: la varicela, la rubéola, influenza, virus sincitial respiratorio y resfriados. Lo mejor es que las personas que tengan este tipo de condiciones pospongan la visita hasta que no haya riesgo de contagio. Si  usted o alguno de los miembros de su hogar tienen algunas de estas condiciones es muy importante que hablen con el pediatra. Un resfriado se puede prevenir simplemente al usar una mascarilla de papel cuando estés cerca de su bebé, desinfectando las superficies y al lavarse las manos. Sin embargo una infección como la varicela o la influenza es más peligrosa para su bebé y requiere que el pediatra le especifique qué precauciones debe tomar.
  • Lavado de manos. Todas las personas deben lavarse las manos antes de tocar al bebé o estar en su habitación. Muchas veces nos tocamos la nariz y los ojos sin darnos cuenta, y al tocar al bebé le podemos transmitir organismos que pudieran no ser peligroso para nosotros pero si para el bebé. Toda persona que esté en contacto con alimentos crudos, como por ejemplo: aves, pescado o carnes debe lavarse bien las manos antes de tocar al bebé. Estos alimentos crudos puede tener bacterias y ser peligrosos para el bebé.
  • Desinfectar botellas y chupones. Si usted usa biberones, mamilas o chupones, es importante que estén limpios cada vez que los vaya a usar.  Lávelos bien con agua caliente y jabón.
  • Humo del cigarrillo. Esta es la recomendación más importante que debe seguir: no permita que nadie fume cerca de su bebé, en su hogar o en el auto donde viaja su bebé. Los pulmones de su bebé son muy frágiles y el humo de cigarrillo y sus residuos le afectan mucho. Si fuera necesario considere colocar un letrero en su hogar que diga no fumar.
  • Vacunas. Idealmente usted y todas las personas que están en contacto con su bebé, deben estar vacunados contra la influenza, tos ferina, varicela y rubéola. Éstas son condiciones que son muy peligrosas para su bebé porque aún no cuenta con inmunidad contra estas enfermedades. Su bebé solamente depende de la protección que otros puedan brindarle al ellos vacunarse.

No se trata de colocar a su bebé en una burbuja, pero sí de protegerlo de todo lo que pueda afectarla. En lugar de sentirse ansiosa por los peligros que puede hay en el ambiente, siéntase contenta que su bebé ya está en casa y cerca de usted. Esto hace toda la diferencia del mundo para él, su compañía y cuidado.

 

Deje un comentario