Los nacimientos sin vida prevenibles: Reporte especial

19 de Enero, 2016 por Azalia

pregnancy-loss

La pérdida de un bebé o el nacimiento sin vida son una de las experiencias más díficiles e inexplicables para una mujer y su familia. Día a día nos llegan preguntas de mujeres y familias buscando apoyo e información para lidiar con esta situación. ¿Cómo es que algo así puede suceder y qué se puede hacer?

El nacimiento sin vida (también llamado muerte fetal) es la muerte de un bebé después de las 20 semanas de embarazo.

Según el nuevo reporte “The Lancet Still Birth Series”, en el año 2015 a nivel mundial se reportaron 2.6 millones de nacimientos sin vida. Dos terceras partes de esas muertes fetales ocurrieron en sólo 10 países del mundo. Ésos son los mismos países que tienen mayores retos con mortalidad y discapacidad materna y neonatal, incluyendo el nacimiento prematuro y los defectos del nacimiento.

El reporte ofrece un poco de esperanza a muchos padres y familias, ya que 1 de cada 4 nacimientos sin vida se podría evitar al implementar ciertas intervenciones en las poblaciones de mayor riesgo. También hay un llamado de acción a todos los países a disminuir el número de muertes fetales a 12 o menos por cada 1,000 nacimientos vivos para el año 2030. Un aumento en los fondos para la investigación pudiera ayudar a entender mejor las causas de las muertes neonatales y el nacimiento prematuro, y a su vez a lograr esta meta.

March of Dimes reconoce “The Lancet Still Birth Series”, por su enfoque en la prevención y en las intervenciones de salud pública en los últimos 25 años, como aquellos factores de riesgo que se pueden modificar antes y durante el embarazo. Por ejemplo, las infecciones maternas como la malaria y sífilis, las enfermedades no infecciosas, factores relacionados a la nutrición y al estilo de vida, y la edad materna. Esos factores no sólo pudieran ayudar a prevenir el nacimiento sin vida, pero también pueden ayudar a reducir la muerte y la discapacidad  a causa de otras condiciones que comparten los mismos factores de riesgo.

En March of Dimes hemos y continuamos ofreciendo apoyo e información a las familias en duelo. ¡Su voz y su experiencia cuentan!

Deje un comentario