El VIH, el embarazo y cómo evitar el contagio al bebé

9 de Marzo, 2016 por Azalia

El VIH es una enfermedad de transmisión sexual. Es una terrible enfermedad, no tan solo por el estigma que lleva, sino porque afecta el sistema inmunológico del cuerpo causando otras condiciones muy serias como cáncer, tuberculosis, etc. Cuando esto sucede la persona sufre de SIDA, que es el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

A toda mujer embarazada se le debe hacer la prueba del VIH. Aunque esto puede causar temor, es mejor estar al tanto de si esta enfermedad existe o no. De los casos de VIH en niños, la gran mayoría ocurren por qué sus madres se lo transmitieron en el embarazo, parto o la lactancia. Conocer el estatus de la madre de VIH puede ayudar a evitar que un bebé se contagie. Los medicamentos anti vírales para el VIH son muy poderosos y ayudan a evitar el contagio del VIH de las madres a sus bebés.

Los estudios muestran que se puede reducir la probabilidad de que una mujer le transmita el VIH a su bebé si tiene una cesárea, en vez de un parto vaginal, antes de que comience el parto y se rompa la fuente de agua. El Servicio de Salud Pública de EE.UU. y la Asociación Americana de Obstetras y Ginecólogos recomiendan que los profesionales ofrezcan a las mujeres con VIH una cesárea a las 38 semanas completas de embarazo.

Muy pocas veces las personas que tienen VIH tienen síntomas. Las mujeres están a mayor riesgo de contagio del VIH que los hombres. Por esa razón usted debe observar las siguientes precauciones:

  • Siempre use un condón al tener sexo con un hombre.
  • Si usted y su pareja desean concebir, es importante que usted ni su pareja estén teniendo sexo con otras personas.
  • Si usted tiene dudas del estatus de VIH de su pareja, pídale que se haga la prueba de VIH, antes de tener relaciones sexuales sin condón.
  • Solo tenga sexo con una sola pareja y hablen del tema de las infecciones de transmisión sexual. Háganse juntos la prueba del VIH.
  • No use drogas ilegales, ni comparta agujas con otras personas.

Todas las mujeres deben saber si están infectadas antes de quedar embarazadas. Los CDC recomiendan que todas las embarazadas se hagan un análisis para detectar el VIH. También recomiendan hacerse otro análisis más adelante en el embarazo si vive en un área donde el VIH es común o si sus actos la ponen en peligro de infectarse por el VIH, como tener relaciones sexuales sin protección o inyectarse drogas ilegales. Las mujeres con VIH pueden conseguir tratamiento y ayudar a proteger a sus bebés contra la infección.

Si no se hizo una prueba del VIH durante el embarazo, se la puede hacer durante el parto con una prueba rápida. Si la prueba muestra que tiene VIH, puede obtener un tratamiento para ayudar a proteger a su bebé contra el contagio.

Las embarazadas con el VIH necesitan el tratamiento con ciertos medicamentos durante el embarazo. Algunos medicamentos utilizados para tratar el VIH pueden ser perjudiciales para el bebé durante el embarazo. Y otros medicamentos son demasiado nuevos y no se sabe si se pueden tomar sin peligro durante el embarazo. Hable con su profesional de salud sobre las opciones de tratamiento para ayudar a prevenir el contagio del virus a su bebé. Si está embarazada y ya está tomando medicamentos contra el VIH, dígale a su profesional todos los medicamentos que toma.

Deje un comentario