Temores o preocupaciones comunes en el embarazo

11 de Abril, 2016 por Azalia

Pregnant woman looking at phone

Quizás es parte de ser mamá, pero es normal que las preocupaciones por nuestros hijos comiencen desde que están en el vientre. A veces se relacionan a cambios en su cuerpo, otras veces por algo que no conoce. No es necesario que se sienta ansiosa por esto, es importante informarse para saber si es necesario visitar al profesional de la salud o no. A continuación puede ver algunas de las preocupaciones más comunes que suelen ocurrir en el embarazo.

Bienestar del bebé

  • Es común que algunas mujeres tenga un leve sangrado en el inicio del embarazo. La mayoría de las veces esto no es indicador de que hay un problema, pero en algunos casos puede ser una señal de aborto espontáneo u otra complicación. Si esto le sucede, déjeselo saber a su proveedor de cuidados prenatales. Pregunte si es necesario que le hagan un chequeo o si debe seguir instrucciones específicas (por ejemplo evitar relaciones sexuales o usar algún medicamento específico).
  • Cuando se realizan ultrasonidos muy temprano en el embarazo (usualmente antes de la semana 9 de embarazo) puede ser que no logren ver al bebé en el ultrasonido. Muchas veces es necesario repetir el ultrasonido luego que cumpla las 10 semanas de embarazo. Esto ayuda a confirmar que el bebé se está desarrollando adecuadamente, lo cual le brindará tranquilidad.

Malestares comunes en el embarazo

  • Las náuseas o vómitos, no le causarán daño a su bebé. Pero si tienen vómitos constantes, estos pueden hacer que se deshidrate. La deshidratación es peligrosa, si ocurre es importante que reciba hidratación, usualmente por vena.
  • El estreñimiento es muy común y causa muchas molestias, pero no afecta al bebé. La fuerza que usted hace para poder defecar no le hará daño al bebé. Debe tomar suficiente agua y alimentos con fibra como verduras, frutas, frijoles, etc. para ayudar a aliviarlo.
  • Los dolores de espalda pueden relacionarse a su postura o al peso del bebé. Tomar descansos frecuentes, usar zapatos cómodos y mantener buena postura puede ayudarle. Si los dolores de espalda van acompañados de contracciones y usted no tiene 37 semanas de embarazo, debe verificar si se relacionan a señales de parto prematuro.
  • Las contracciones Braxton Hick son contracciones que ocurren antes del parto y es la forma en la cual el útero practica para el parto. Estas contracciones no son reales o de parto. Pueden ir y venir de forma imprevisible y suelen aparecer en la tarde o en la noche. Son más comunes cuando usted se siente cansadas o luego que ha hecho muchas actividades físicas durante el día. Aprenda a diferenciar entre las contracciones reales y las Braxton Hicks.

Deje un comentario