Cómo se diagnóstica la microcefalia

26 de Agosto, 2016 por Azalia

La microcefalia es un defecto de nacimiento, en el cual la cabeza del bebé es más pequeña de lo esperado, en comparación con bebés del mismo sexo y edad. Los casos de microcefalia han estado en aumento en diferentes partes del mundo. Esto se debe principalmente al aumento en los casos de Zika en las mujeres embarazadas. Pero la microcefalia no solo ocurre por el virus del Zika, sino que se asocia a otras exposiciones como: la varicela, rubéola, toxoplasmosis, citomegalovirus y otros problemas.

Si usted ha estado expuesta o sospecha que ha estado expuesta al virus del Zika durante el embarazo, es normal que se pregunte si su bebé se ha afectado. Sin embargo no todas las mujeres que tienen Zika en el embarazo tienen bebés con microcefalia. La microcefalia puede ser diagnosticada en el embarazo o luego que nace el bebé. Durante el embarazo, su profesional de la salud podría diagnosticar la microcefalia con uno o varios ultrasonidos a fines del segundo trimestre o principios del tercer trimestre.

Para diagnosticar la microcefalia después del nacimiento, el profesional de la salud de su bebé le mide la circunferencia de la cabeza durante el examen físico. La circunferencia de la cabeza es la distancia alrededor de la cabeza del bebé. El profesional luego compara la medida de su bebé con la de otros bebés del mismo sexo y edad. Visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para ver los cuadros de crecimiento que incluyen información sobre la circunferencia de la cabeza de bebés y niños.

También es posible que haga estas pruebas:
• Análisis de sangre
• Tomografía computada (también llamada CT o CAT scan). La tomografía computada usa equipos de rayos X especiales y poderosas computadoras para tomar imágenes del interior del cerebro de su bebé.
• Prueba de imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés). El MRI usa imanes grandes y ondas de radio para tomar una imagen clara del cerebro de su bebé.

Aunque es importante es que esté orientada sobre este tema, no se adelante a pensar lo peor. Hable con su proveedor de cuidados de la salud sobre sus preocupaciones.

Deje un comentario