La prueba de la glucosa en el embarazo

La prueba de la glucosa durante el embarazo mide el nivel de azucar en la sangre y ayuda a detectar diabetes gestacional.

Pregnant woman with doctor

Cuando me enteré que estaba embarazada empecé a leer sobre las diferentes pruebas prenatales que se hacen durante el transcurso del embarazo. Todas las pruebas prenatales son importantes, ya que ayudan a controlar la salud de la madre y del bebé. Una de las pruebas que espere con más anticipación fue la prueba de la glucosa, que sirve para detectar diabetes gestacional.

Mi proveedor de cuidados prenatales me explicó que el embarazo cambia la forma en la que le cuerpo maneja la azúcar. La diabetes ocurre cuando hay altos niveles de azúcar en la sangre. Aunque los niveles de azúcar se miden (a través de una prueba de orina) durante cada cita de control prenatal, a la mayoría de las mujeres se les hace una prueba de la glucosa entre las semanas 24 y 28 de embarazo.

Si una mujer tiene mayor riesgo de tener diabetes, es probable que le hagan la prueba de la glucosa antes de la semana 24 de embarazo. Dado que yo tengo ciertos factores de riesgo (la diabetes está presente en mi historial familiar), mi proveedor de cuidados prenatales me recomendó hacerme la prueba de la glucosa unas semanas antes de lo normal. La diabetes gestacional  puede causar complicaciones graves (como preeclampsia y nacimiento prematuro) si no es tratada adecuadamente.

La prueba en sí requiere tomar una bebida que contiene 50 gramos de glucosa (una forma de azúcar). Esta bebida me la proveyó mi proveedor de cuidados durante mi cita médica. Exactamente una hora después de haber ingerido esta bebida, me tomaron una muestra de sangre. Ésta le indicó si mis niveles de azúcar estaban en un rango saludable o no. Afortunadamente los análisis indicaron que todo marchaba bien y que mis niveles de azúcar estaban estables y en un rango saludable.

Sentí mucha tranquilidad después de recibir estos resultados. Sin embargo, hablamos sobre la importancia de continuar buenos hábitos, como: comer saludable y hacer algo activo todos los días, para prevenir otras complicaciones.

Si le han hecho la prueba de glucosa y ha tenido un resultado que indica que los niveles de azúcar están altos, es posible que deba realizarse una prueba diagnóstica para comprobar si tiene diabetes gestacional o no. No dude en hablar con su proveedor de cuidados sobre los próximos pasos que debe tomar o si tiene alguna preocupación sobre los resultados. Además tenga presente que la diabetes es una condición que se puede controlar con una alimentación adecuada, ejercicios y, a veces, medicamentos.

 

COMMENTS