Mes de Concienciar sobre la Mortalidad Infantil

7 de septiembre, 2016 por Azalia

Por cada 1,000 bebés que nacidos en los EE.UU. en el 2014, más de 5 murieron antes de cumplir el primer año de edad. Esto representa una de las tasas de mortalidad infantil más alta en los países desarrollados del mundo. Hay ciertas medidas que puede tomar para ayudar a disminuir el riesgo de mortalidad infantil en su futuro bebé.

Nacimiento prematuro

  • Los bebés necesitan, al menos 39 semanas de embarazo para desarrollarse adecuadamente y estar listos para nacer.
  • Durante las últimas semanas del embarazo suceden cosas increíbles, por ejemplo, el cerebro de su bebé crece mucho y establece las conexiones necesarias para la coordinación y el aprendizaje. Los pulmones de su bebé también están creciendo y se están desarrollando, al igual que otros órganos importantes.
  • Si el embarazo es sano, es mejor que la mujer permanezca embarazada hasta que el parto comience por sí solo.

Cuidado de salud antes y entre embarazos

  • La salud antes del embarazo es importante. Como más de la mitad de los embarazos ocurren sin ser planificados, es importante que se cuide antes y entre embarazos.
  • Visite a su profesional de la salud regularmente. Póngase vacunas o refuerzos que necesite, revise su azúcar en sangre, presión arterial, tiroides, etc. Hable sobre el uso de anticonceptivos confiables.
  • Mantenga un peso sano. Si aún no ha podido perder los kilos que ganó en su último embarazo, póngase como meta perder peso, especialmente si planifica tener más bebés.
  • Evite fumar, beber alcohol excesivamente o las drogas ilegales.

Aprenda como reducir el riesgo de la muerte súbita del infante

  • Siempre ponga a su bebé a dormir boca arriba.
  • No fume. Los bebés de padres que fuman corren más riesgo de morir de SIDS que otros bebés.
  • No comparta la cama. Ponga a su bebé a dormir en su propia cuna o moisés.
  • Dé a su bebé un chupón (chupete) cuando duerma siesta y a la noche.

No fume, ni permita que otros fumen cerca de usted

  • Fumar se relaciona a muchos problemas de salud, incluyendo el parto prematuro, los defectos de nacimiento y la muerte en la cuna. Lo mejor es que la mujer no fume, antes, durante o después del embarazo.
  • Evite el humo de segunda mano. No permita que otros fumen cerca de usted.
  • Si necesita ayuda para dejar de fumar visite o llame a espanol.smokefree.gov (1-800-quit-now).

Deje un comentario