¿Qué tan peligroso es enfermarse con influenza en el embarazo?

19 de Octubre, 2016 por Azalia

contemplative pregnant woman

El sistema inmunitario es la forma que tiene su cuerpo de protegerse contra las enfermedades. Cuando su cuerpo detecta algo que puede perjudicar su salud, por ejemplo un virus, el sistema inmunitario trabaja arduamente para combatirlo. Durante el embarazo su sistema inmunológico está debilitado, es por esto que usted debe protegerse de diferentes tipos de infecciones. Especialmente debe protegerse contra la influenza.

La influenza puede ser perjudicial durante el embarazo porque sus pulmones, mas que nunca, necesitan más oxígeno. Esto es más crítico durante el segundo y tercer trimestre, cuando su abdomen en crecimiento pone presión sobre sus pulmones haciéndolos trabajar más arduamente en un espacio más pequeño. Es posible que se sienta con falta de aliento en ocasiones. Su corazón también está trabajando mucho. Está ocupado suministrando sangre a usted y a su bebé. Todo eso significa que su cuerpo está estresado durante el embarazo. Ese estrés en el cuerpo puede crearle más riesgo de contagiarse la influenza. Por eso las mujeres embarazadas o que han tenido un bebé recientemente (2 semanas), corren más riesgo que otras mujeres de padecer graves problemas de salud por la influenza.

Las complicaciones de salud causadas por la influenza, como la neumonía, pueden ser graves e incluso mortales. Si contrae la influenza durante el embarazo, tiene más probabilidades que otros adultos de sufrir complicaciones graves. Por eso es mejor recibir la vacuna contra la influenza en forma de inyección antes o durante el embarazo. La vacuna inyectable es segura en el embarazo. No debe aplicarse la vacuna en spray nasal o atomizador.

Contagiarse con influenza también aumenta su riesgo de tener un parto o nacimiento prematuro (que sucede antes de las 37 semanas de embarazo). La fiebre que causa la influenza puede dar lugar a defectos de nacimiento y a otros problemas para su bebé. El defecto de nacimiento es un problema de salud que está presente al nacer. Esos defectos cambian la forma o función de una o más partes del cuerpo. Pueden causar problemas en la salud en general, en cómo se desarrolla el cuerpo o cómo funciona.

La mejor forma de protegerse es vacunándose contra la influenza. La vacuna de la temporada pasada no protege contra la influenza o gripe de esta temporada, por esto debe vacunarse cada año. Todas las mujeres embarazadas deben recibir la vacuna contra la influenza.

 

Los comentarios están cerrados