La edad del hombre y la fertilidad

22 de febrero, 2017 por Azalia

couple with pregnancy test

Siempre hemos escuchado que el hombre puede ser papá prácticamente a cualquier edad. Principalmente porque el hombre produce sus espermatozoides continuamente, a diferencia de la mujer que nace con el número exactos de óvulos que tendrá de por vida. Pero es erróneo asumir que la edad del hombre no es un factor importante. Cada día hay más evidencia que confirma que la edad del padre tiene un impacto en la capacidad de tener un bebé y en la salud del bebé.

Infertilidad. Con la edad la fertilidad del hombre va disminuyendo. Los hombres en la década de los 40 tienen menos éxito en embarazar a su pareja, que los hombres más jóvenes. Los estudios más recientes comprueban que los espermatozoides en los hombres mayores tienen un volumen menor, una estructura diferente y la habilidad para nadar hasta el óvulo (motilidad) es menor. El impacto es mayor a medida que el hombre envejece.

Abortos espontáneos. Algunos estudios han observado que el riesgo de un aborto espontáneo es mayor cuando el papá tiene más de 35 años y empeora mientras la edad aumenta. Los científicos creen que esto se debe a daños que le ocurren al material genético (ADN) de los espermatozoides.

Problemas en el bebé. Al dañarse el ADN en los espermatozoides, existen mayores posibilidades de que el bebé tenga ciertos defectos de nacimiento, especialmente esquizofrenia y otros problemas neurológicos. Recientes estudios también han comprobado que el riesgo del síndrome de Down aumenta cuando el padre y la madre son mayores de 35 años. Así que el riesgo ocurre por ambos padres y no solo por la madre.

Pero no todo es negativo. Los hombres también pueden hacer cambios en su estilo de vida que le ayuden a mantener su salud reproductiva. Dejar de fumar, moderar el consumo de alcohol, ejercitarse y mantener un peso sano permite contra restar los efectos negativos de la edad. Además la gran mayoría de los hombres que son padres en la década de los 40, logran tener bebés sanos. De todos modos es bueno tener en cuenta que el hombre también tiene su reloj biológico.

 

Deje un comentario