1 de cada 33 bebés nace con un defecto de nacimiento

Existen algunas cosas que usted puede hacer para ayuda a reducir su riesgo de tener un bebé con un defecto congénito.

Contemplative woman with baby

Los defectos de nacimiento son más comunes de lo que pensamos. Hoy día se estiman que 1 de cada 33 bebés nace con un defecto de nacimiento (también llamados defectos congénitos) en los Estados Unidos. Los defectos de nacimiento ocurren por múltiples razones. Algunas conocidas y otras que no se han determinado. Afortunadamente, existen algunos pasos que usted puede hacer para ayudar a reducir su riesgo de tener un bebé con un defecto congénito.

  • Consuma ácido fólico. Toda mujer en edad fértil, planifique o no, debe consumir diariamente una pastilla con 400 mcg de esta vitamina. La mitad de los embarazos no son planificados. Aun si lo son, la mujer puede demorarse un mes o más en darse cuenta de que ha concebido a un bebé. Idealmente, usted debe consumir ácido fólico ANTES de quedar embarazada.
  • Controle cualquier condición crónica, como la diabetes, fenilcetonuria o trastornos convulsivos.
  • Antes de concebir, hable con su proveedor acerca de los medicamentos que toma para ciertas enfermedades. El ajustará la dosis o le recomendará otros medicamentos más seguros.
  • Logre un peso adecuado antes de concebir. Tener un buen peso en el embarazo ayuda a reducir el riesgo de complicaciones. Asegúrese además que usted aumenta el peso indicado durante el embarazo.
  • No consuma ningún medicamento, (ya sea que se compre con o sin receta médica), ningún suplemento nutricional, ni ningún producto a base de hierbas sin antes hablar con su proveedor. Tampoco tome los medicamentos de otras personas.
  • Evite las sustancias tóxicas en su hogar y en el trabajo. Entre éstas se encuentran el plomo (en el agua y la pintura), el mercurio, los disolventes, el benceno y el formaldehido.
  • No fume y evite el humo de los fumadores.
  • No consuma alcohol ni ninguna droga ilegal como la cocaína, marihuana, o drogas ilegales sintéticas.
  • Conozca el historial médico familiar suyo y de su pareja. Si en alguna de las familias hay defectos de nacimiento, considere hablar con un asesor en genética.

Para más información sobre este tema, visite los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

COMMENTS