Las aguas termales, saunas, jacuzzis y el embarazo

17 de abril, 2017 por Azalia

Couple in bed with computer and orange juice

Ahora que se acerca el verano, muchas personas van a vacacionar y visitar lugares donde hay atracciones en el agua o tipo spa. Entre estas se incluyen los baños termales, los jacuzzis y las saunas. Todas estas tienen algo en común, aumentan la temperatura de su cuerpo. Esto es importante si usted está embarazada o planifica quedar embarazada.

Las temperaturas altas pueden ser peligrosas en el embarazo. Cuando el bebé se está desarrollando, especialmente en las primeras semanas de embarazo, las altas temperaturas pudieran aumentar el riesgo de que el bebé nazca con un defecto del tubo neural. El tubo neural es la parte del bebé en desarrollo que se convertirá en el cerebro y la médula espinal. Los defectos del tubo neural suceden en el primer mes de embarazo, antes de que tal vez sepa que está embarazada.

Tenga en mente que estar expuesta a un baño termales, jacuzzis, saunas u otro lugar donde aumenta la temperatura de su cuerpo dramáticamente, no necesariamente va a causar un defecto del tubo neural, pero como puede aumentar el riesgo de ello, lo mejor es evitarlo.  De forma general se dice que exposiciones de más de 10 minutos, se consideran peligrosas, si es que aumenta su temperatura corporal. La temperatura de su cuerpo no debe exceder los 102. 2°F (39° C). Los baños termales, jacuzzis y saunas probablemente alcancen esa temperatura e incluso pueden ser más calientes. Un baño de tina moderadamente caliente es una manera ideal de relajarse durante el embarazo, pero tenga cuidado de no sobrecalentarse.

Preste atención a las señales de advertencia del sobrecalentamiento:

  • Sentirse demasiado acalorada, mareada, débil o sudorosa
  • Tener escalofríos, sed extrema, boca seca o náusea

Si siente las señales de advertencia del sobrecalentamiento llame de inmediato al profesional médico. Si usó una cámara de vapor, baño termal, jacuzzi o sauna antes de saber que estaba embarazada, pero no sintió las señales de advertencia del sobrecalentamiento, el riesgo para el bebé probablemente sea bajo. La mayoría de las veces nuestro propio cuerpo nos ayuda a identificar que estamos incómodas y esto nos ayuda a salir del lugar y a evitar que la temperatura de nuestro cuerpo alcance niveles peligrosos.

 

Deje un comentario