¿Cómo se detectan los problemas de fertilidad?

22 de mayo, 2017 por Juviza

Couple with laptop

Una de las primeras señales de problemas de fertilidad es cuando una pareja lleva mucho tiempo tratando de concebir sin lograrlo. Si usted y su pareja no han logrado tener un bebé, quizás tenga muchas preguntas sobre los próximos pasos que deben tomar para poder ser padres. Estos puntos podrían ayudarles a navegar mucha de la confusión y frustración que sienten:

¿Cómo sé si necesito un tratamiento para la infertilidad?: Según la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM, por sus siglas en inglés), si una pareja lleva más de un año tratando de concebir (no ha usado método anticonceptivo en este tiempo) deben considerar hacerse una evaluación. Tanto el hombre como la mujer pueden tener problemas con la infertilidad, así que ambos deben hacerse la evaluación.

¿Puedo hablar con mi profesional de salud (medicina general o ginecólogo) sobre esto, o necesito un especialista?: Sería prudente hacer una cita con su profesional de salud para que le haga una evaluación inicial, especialmente porque ya conoce su historial médico. A base de esta evaluación, su profesional puede recomendarle un especialista adecuado para tratar el problema. La misma recomendación aplica a su pareja.

¿Qué tipos de exámenes debo hacerme para saber si hay un problema o no?: Los problemas de fertilidad pueden tener diferentes causas, así que los exámenes que usted o su pareja necesiten dependen mucho del problema. Quizás su profesional decida hacerle algún examen básico, por ejemplo un análisis de sangre para chequear los niveles de hormonas (un factor que puede afectar la fertilidad de las mujeres y los hombres al igual). Si los niveles de hormonas son normales, el profesional podría recomendar un ultrasonido transvaginal para chequear el cuello uterino y el útero, o un análisis de semen para chequear si hay problemas con los espermatozoides. Si existe algún problema en el sistema reproductor, el profesional podrá recomendar exámenes más especializados, o tratamientos para tratar el problema.

La buena noticia es que muchas veces se logra encontrar qué es lo que causa el problema de fertilidad y la mayoría de las veces el problema es algo que se puede tratar. Los problemas de fertilidad pueden ocurrirle a cualquier persona, así que usted y su pareja no deben sentir vergüenza o pensar que esto es algo raro. No tema en buscar la ayuda necesaria si se encuentran en esta situación. Mientras más temprano reciban ayuda mejor son las posibilidades de lograr un embarazo.

Deje un comentario