Cuando la cesárea es inesperada

11 de Agosto, 2017 por Juviza

Algunas veces es necesario que una mujer embarazada necesite una cesárea. Una cesárea es una operación mayor que puede tener más complicaciones que el parto vaginal. Esto puede causar mucha preocupación y ansiedad en cualquier mamá, especialmente si la cesárea es inesperada. Es exactamente lo que sentí cuando me dijeron que iba a necesitar una cesárea.

El día del nacimiento de mi hijo, y en los días después, enfrenté muchos retos, incluyendo:

  • No poder tener el contacto piel a piel: Estaba muy ilusionada con la idea de poder tener este primer contacto con mi hijo al poco tiempo de nacer. El contacto piel a piel (método canguro) es muy beneficioso para la mamá y bebé. Afortunadamente pude tener contacto con él a la hora de haber nacido. Hable con su profesional de la salud para aprender cuán pronto podrá tener contacto piel a piel.
  • Dificultad con la lactancia: El dolor de la herida, los efectos del medicamento, o la separación de la madre y él bebe puede crear obstáculos y crear retos con la lactancia . Pida ayuda durante este tiempo. Casi todos los hospitales tienen una consultora en lactancia, o consejera de apoyo en lactancia. También puede pedirles ayuda a las enfermeras que le proveen cuidado después de dar a luz.
  • Dolor e incomodidad: La cesárea es una cirugía en la que su bebé nace mediante un corte que el doctor le hace a usted en el abdomen y en el útero. Mi doctor recomendó que me levantará de la cama y caminará dentro de las 24 horas de la cirugía, para ayudar a mover el vientre y a evitar coágulos de sangre. Pero no fue nada fácil. Es muy importante que le comunique cualquier cambio y sus niveles de dolor al equipo médico.
  • Sentimientos de melancolía y tristeza: En ciertos momentos me sentí bastante abrumada, especialmente porque mi hijo tuvo que quedarse en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU) por un corto tiempo. No tener a mi bebé a mi lado en casa fue muy difícil. La recuperación y las incomodidades que sentí durante este tiempo fueron muchas, y esto me hizo sentir triste. Realmente no fue la experiencia que anticipaba. Pero mi familia y mi esposo me ayudaron y apoyaron durante este tiempo. Hable con sus familiares, y si cree que necesita hablar con un profesional sobre sus sentimientos, no dude en hacerlo.

Recuerde, aunque sea algo inesperado, hable con su profesional de la salud sobre sus preocupaciones.

Deje un comentario