Cómo cuidarse en el trabajo durante el embarazo

18 de Agosto, 2017 por Azalia

Puede que usted se pregunte si su ambiente de trabajo es seguro durante el embarazo. Primeramente debe reconocer que el ambiente de trabajo puede presentar exposiciones que son significativas. Dado que la persona pasa mucho tiempo en su trabajo y muchas veces repitiendo actividades y exposiciones, estas pueden tener un impacto en la salud. Por ello es importante asegurarse que el ambiente de trabajo seguro, especialmente durante el embarazo.

Las radiaciones 

La radiación ionizante no es segura en el embarazo, por lo cual se debe evitar. Si usted necesita tomar radiografías o estar en contacto con pacientes que han utilizado yodo radiactivo, es probable que deba seguir medidas de seguridad muy específicas, especialmente si está embarazada. Debe hablar con su empleador para que le ayude con guías a seguir para mantenerse segura durante el embarazo. También debe consultar con su proveedor de cuidados de la salud.

Los salones de belleza

En los salones de belleza y en los salones de uñas, existe el potencial de exposición a diferentes químicos. Éstos químicos pueden pasar la leche materna y también se pueden llevar al hogar porque están en contacto con la piel, la ropa y los zapatos. Hay ciertas recomendaciones que se pueden seguir para disminuir la exposición a estos químicos. Puede leer la hoja informativa de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades donde se detalla esto.

 Laboratorios, hospitales y centros de salud

Los laboratorios y los hospitales presentan el riesgo de que la mujer se pueda contaminar con agentes infecciosos. Debe utilizar guantes mascarillas y otros equipos de protección que sean necesarios para mantenerse segura. Su empleador debe tener una lista de las medidas a seguir para evitar contagio con material biológico.  Puede leer también nuestra hoja informativa del Zika y el embarazo donde se habla de precauciones recomendadas para evitar contagio por Zika en el trabajo.

Temperaturas altas y cocinas

Las exposiciones a calor extremo pueden ser peligrosas para la mujer y para su embarazo. Es importante que la temperatura de su cuerpo nunca sobrepase los 39 °C (102.2 °F). Si el calor es extremo usted puede sufrir de deshidratación, fatiga, sofocos y hasta podría desmayarse. Las mujeres embarazadas son más susceptibles al calor extremo por eso debe tener cuidado. Tome agua, tome descansos y pida que le den un acomodo en su trabajo si el calor es muy fuerte.

Deje un comentario