El embarazo, los parques de diversiones y los conciertos

21 de Agosto, 2017 por Azalia

 

Antes de ir a un parque de diversiones o a un concierto sepa cómo puede mantenerse segura.

Parques de diversiones

Los parques de diversiones tienen muchas atracciones. Usted puede visitarlos, pero debe tener ciertas precauciones en el embarazo. Por ejemplo, las montañas rusas u otras atracciones que provocan o causan que haya movimientos bruscos y repetitivos que son peligrosos en el embarazo. Éste tipo de movimiento es similar al que se se produce en un accidente de auto y se cree que estos pueden causar que la placenta se despegue del útero. El desprendimiento de la placenta es una condición muy seria. Lo mejor es que posponga las montañas rusa u otro tipo de atracciones similares en el embarazo. Tampoco participe en atracciones que le causen miedo o donde se pueda caer. La mayoría de los parques tiene una advertencia para las mujeres embarazadas en las atracciones que son contraindicadas. Si va a un parque acuático, usted puede utilizar la alberca o piscina. Los toboganes en donde se puede deslizar a velocidades rápidas, es mejor posponerlos hasta luego del embarazo. Siempre consulte estos temas con su proveedor de cuidados de prenatales.

Conciertos 

Los conciertos musicales son un ambiente de mucho ruido, por ello debe tener precaución. En el vientre, su bebé está en un saco de líquido amniótico que amortigua o reduce los ruidos del ambiente. Esto lo protege parcialmente. De forma general se puede decir que puede ir a un concierto, pero debe evitar  estar cerca de amplificadores o bocinas donde el ruido es mayor. Tampoco es recomendado que vaya frecuentemente a conciertos, para evitar la exposición continua. Considere además lo siguiente, su bebé comienza a escuchar en el segundo trimestre del embarazo, pero no es hasta el tercer trimestre que su bebé es más sensitivo a los ruidos del ambiente.  Es decir, en el tercer trimestre la exposición al ruido es más fuerte para el bebé que lo que sería al principio del embarazo.

La exposición constante a un ambiente bien ruidoso (por ejemplo en el trabajo) puede afectarle a la audición del bebé en el vientre. El ruido excesivo y constante también puede causar estrés que pudiera afectar el crecimiento del bebé. Siempre hable con su proveedor de cuidados de prenatales sobre estos temas.

 

Deje un comentario