Evite que sus alimentos se contaminen

18 de Septiembre, 2017 por Azalia

Woman eating salad

Quizás usted piense, que es fácil evitar que los alimentos se dañen o contaminen. Quizás usted usa la técnica de olerlos o mirarlos  para saber si son seguros para comer. Pero debe tener cuidado, cuando un alimento huele feo o se ve feo, ya estaba contaminado hacían unos días atrás, antes de tener ese aspecto.  Lo mejor es que usted tome medidas para evitar que se contaminen sus alimentos al observar algunas medidas de precaución al manipular sus alimentos.

¿Qué tan peligroso es comer alimentos contaminados en el embarazo?

En el embarazo su sistema inmunológico está debilitado, esto la hace más vulnerable a enfermarse con alimentos contaminados. Una intoxicación alimentaria puede causar, vómitos, diarrea, deshidratación, entre otros síntomas, y resultar peligrosa para usted y su bebé. Tener una intoxicación alimentaria puede causar un aborto espontáneo, un parto prematuro y hasta la muerte del bebé o la madre (en casos extremos). Diferentes microrganismos y contaminantes pueden enfermarle. Algunos van a hacer que usted se sienta enferma (dolor de estómago, vómitos o diarrea) causando mucho cansancio y deshidratación. Pero también puede suceder que usted ni se dé cuenta que comió un alimento contaminado, porque los síntomas son muy leves o no tiene ninguno. Pero aun así estos contaminantes pueden afectar a su bebé. Lo mejor es que haga todo lo posible por prevenir que sus alimentos se contaminen al prepararlos.

¿Cómo puede evitar que sus alimentos se contaminen al prepararlos?

Siga estas recomendaciones de La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) para manejar sus alimentos correctamente:

  • Lávese las manos con agua caliente y jabón antes y después de manipular los alimentos.
  • Lave las tablas de picar, los platos y las superficies y los utensilios de cocina con jabón y agua caliente después del contacto con carne cruda, aves, mariscos, huevos o frutas y verduras frescas sin lavar.
  • Las carnes, aves y pescado crudos siempre deben colocarse separados de los alimentos cocidos o listos para consumir.
  • Lave las frutas y las verduras crudas antes de comerla colocándola debajo del grifo y elimine la suciedad de las superficies con un cepillito.
  • Quite y deseche las hojas de afuera de la lechuga y el repollo.
  • Corte las partes de las frutas y verduras que se han echado a perder (pueden contener bacterias).
  • Refrigere rápidamente cualquier resto de comida.
  • No coma nunca alimentos cocidos que hayan estado fuera del refrigerador más de dos horas.
  • Asegúrese de que la temperatura de su refrigerador sea de 40 ° F o inferior y la del congelador de 0 °F o inferior para retardar el desarrollo de bacterias.

Deje un comentario