Cómo evitar complicaciones por influenza en el embarazo

6 de Noviembre, 2017 por Azalia

Las embarazadas deben cuidarse de no contagiarse con el virus de la influenza. Cuando una mujer embarazada se contagia con la influenza, tiene mayores probabilidades de tener problemas como parto prematuro y nacimiento prematuro que las mujeres que no se enferman. La mejor forma de evitar contagiarse con la influenza, es recibiendo la vacuna inyectable contra la influenza.

La influenza es un virus que transmite fácilmente de persona a persona. Usted se puede contagiar si alguien enfermo con influenza tose, estornuda o habla, cerca de usted. También si toca algo (como la manija de una puerta o un teléfono) que tiene el virus de la influenza y luego se toca la nariz, los ojos o la boca.

Peligros de la influenza en el embarazo

Las embarazadas con influenza tienen mayor riesgo de tener un parto o nacimiento prematuro (que sucede antes de las 37 semanas de embarazo) en comparación a las mujeres que no se enferman. La fiebre causada por la influenza podría estar relacionada a defectos de nacimiento, como los defectos del tubo neural, y otros problemas para su bebé. Los defectos del tubo neural son defectos de nacimiento del cerebro y la médula espinal.

Las complicaciones de salud causadas por la influenza, como la neumonía, pueden ser graves e incluso mortales, en especial si está embarazada. Por eso es mejor recibir la vacuna contra la influenza en forma de inyección cada temporada. Se la puede poner antes de quedar embarazada o durante el embarazo. Mientras más temprano en la temporada (octubre a mayo), más pronto tendrá protección.

La protección de la vacuna sólo dura una temporada, es decir alrededor de un año, por eso es importante vacunarse cada temporada. Su profesional de la salud puede aplicarle la vacuna. Muchas farmacias y lugares de trabajo también la ofrecen en los meses de otoño. Use el Mapa de salud buscador de vacunas (en inglés) para averiguar dónde puede recibir la vacuna contra la influenza.

Además de protegerla a usted de la influenza, la vacuna también podría ayudar a reducir su riesgo de que su bebé sea natimuerto (nacimiento sin vida). El nacimiento sin vida es cuando un bebé muere dentro de la matriz después de las 20 semanas de embarazo. Si usted está embarazada y no ha recibido la vacuna contra la influenza, hable con su profesional de la salud acerca de recibirla.

Su mejor protección contra la influenza y sus complicaciones es recibir la vacuna inyectable cada temporada.

Deje un comentario