Dificultades en la alimentación y el bebé prematuro

27 de Noviembre, 2017 por Azalia

Lograr una alimentación adecuada puede parecer algo muy sencillo para la mayoría de los bebés, pero para un bebé que nace prematuro suele ser una complicación común. Para los padres esto puede causar ansiedad y frustración. Como padres el instinto de alimentar al bebé es muy fuerte. Es normal que usted desee llenar esta necesidad básica de su bebé y que se sienta frustrada si hay problemas o si usted no puede amamantar a su bebé.

Los retos más comunes son que el bebé no pueda succionar adecuadamente, que el bebé se ahogue al succionar o que no sepa cómo prenderse al pezón o tetina, entre otros. Cuanto más temprano nace el bebé, más difícil será lograr la alimentación adecuada porque el bebé carece del desarrollo adecuado.  Además, los bebés prematuros que tienen dificultades respiratorias necesitan una cantidad mayor de calorías para compensar por el trabajo adicional que ellos pasan para respirar. Hay casos donde es necesario darle asistencia en la alimentación, para así asegurar que el bebé recibe la cantidad adecuada de alimento.

Un bebé prematuro debe ser evaluado por una dietista y por un terapista del habla u ocupacional. Una dietista le ayudará a su bebé a recibir la alimentación adecuada y a que logre un peso sano. El terapista ayuda a evaluar que el bebé este succionando y tragando adecuadamente. También ayuda a que el bebé logre un desarrollo de destrezas orales-motoras adecuado para que logre alimentarse adecuadamente, hablar, aceptar alimentos sólidos más adelante, etc.

Algunos bebés prematuros necesitan ser alimentados utilizando un tubo nasogástrico (sonda), otros casos requiere alimentación intravenosa. Ambos tipos de alimentación suelen ser temporeros, mientras se logra que el bebé succione adecuadamente. También hay bebés que pueden succionar de una botella y logran alimentarse con leche materna o con leche de fórmula. Para muchos bebés prematuros puede que ser difícil lograr que se prendan al pecho, pero usted puede extraerse su leche de pecho y proveerla al bebé usando una botella o las enfermeras pueden proveerla al bebé por la sonda. Usted puede extraerse su leche todo el tiempo, hasta que su bebé esté listo para prenderse al pecho.

Trate de mantenerse flexible, es de vital importancia que su bebé reciba las calorías necesarias para su desarrollo adecuado y para sobrevivir. También es posible que su bebé reciba una combinación de estos estilos de alimentación, en diferentes etapas. El equipo de profesionales de la salud de la sala de intensivo neonatal ayudará a su bebé a lograr una alimentación adecuada  y también le ayudarán a usted a entender las necesidades de su bebé y a entender cómo ayudarlo.

Deje un comentario