Hacerse la prueba del VIH ayuda a prevenir el contagio en los bebés

1 de Diciembre, 2017 por Azalia

La prueba del virus de la inmunodeficiencia adquirida (VIH) puede ayudar a evitar el contagio de esta infección a cientos de bebés cada año. Según lo explica Los Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), aproximadamente 150 bebés se contagian de sus madres durante el embarazo y el nacimiento. Cuando la mujer embarazada se hace la prueba del VIH, esto permite tratar tempranamente a las madre con VIH. Las terapias de antirretrovirales han demostrado ser excelente evitando la transmisión del VIH de la madre al bebé, por ello la mejor forma de evitar la infección por VIH en estos infantes, es que las mujeres embarazadas se hagan la prueba del VIH.

La prueba de detección del VIH es un un análisis de sangre que se le puede hacer a la mujer como parte de su cuidado prenatal. La prueba sirve para saber si la persona se ha contagiado con el VIH. Un resultado positivo quiere decir que hay presencia del virus en la sangre.  El VIH causa el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). El SIDA es la fase más avanzada de la infección por el VIH.

De acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), todas las mujeres deben hacerse la prueba del VIH antes de quedar embarazada. Su pareja también puede hacerse la prueba del VIH. También recomiendan hacerse otro análisis más adelante en el embarazo a las mujeres que viven en un área donde el VIH es común o si tiene riesgo de infectarse por el VIH, como tener relaciones sexuales sin protección o inyectarse drogas ilegales. Si no se hizo una prueba del VIH durante el embarazo, pida a su profesional de la salud que se la haga durante el parto con una prueba rápida. Las mujeres con VIH pueden conseguir tratamiento y ayudar a proteger a sus bebés contra la infección.

Cuando una mujer tiene el VIH en el embarazo se lo puede transmitir a su bebé. Los estudios muestran que se puede reducir la probabilidad de transmitirle el VIH a su bebé si tiene una cesárea, en vez de un parto vaginal, antes de que comience el parto y se rompa la fuente de agua. El Servicio de Salud Pública de EE.UU. y la Asociación Americana de Obstetras y Ginecólogos recomiendan que los profesionales ofrezcan a las mujeres con VIH una cesárea a las 38 semanas completas de embarazo.

Deje un comentario