La temporada de la influenza continúa siendo una alarmante

Los CDC reportan que los casos de influenza continuaron en aumento la semana pasada en los EE.UU. y se espera que los casos de influenza se mantengan elevados por algunas semanas más.

 

Sin duda alguna, esta temporada de la influenza ha sido una muy fuerte. Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades  de los EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) reportan que los casos continuaron en aumento la semana pasada en los EE.UU. y se espera que los casos de influenza se mantengan elevados por algunas semanas más. Los CDC urgen a las personas a que tomen medidas para protegerse. Las complicaciones de la influenza pueden ser muy serias (hospitalizaciones y hasta la muerte), especialmente para algunos grupos en alto riesgo. Vacunarse contra la influenza es el primer paso a tomar y el más importante.

Los siguientes grupos aún están a tiempo para vacunarse y ayudar a prevenir complicaciones serias:

  • Todos los bebés de 6 meses de edad o más deben vacunarse, especialmente los niños menores de 2 años. La influenza puede ser peligrosa para todos los niños, aun los niños sanos.
  • Niños o personas con desórdenes como la parálisis cerebral, epilepsia, distrofia muscular, discapacidades intelectuales o lesión de la médula espinal.
  • Todas las mujeres embarazadas, que amamantan y posparto.
  • Los bebés menores de 6 meses no pueden recibir la vacuna de la influenza, toda persona en contacto con ellos deben vacunarse.  También las personas en contacto bebés prematuros, los que tienen asma o enfermedad de células falciforme, ya que están a mayor riesgo.
  • Personas con asma, diabetes, o enfermedad cardiaca o pulmonar.

Qué medidas preventivas debe seguir:

  • Evite estar cerca de personas enfermas.
  • Si usted se enferma, evite contacto con otros para evitar contagiarlos.
  • Lave frecuentemente y de forma correcta sus manos. Use agua y jabón, pero si no los tiene disponible puede usar un desinfectante a base de alcohol.
  • Evite tocar su boca, ojos y nariz. Así ayuda a evitar que se diseminen los gérmenes.
  • Si estornuda asegúrese que cubre su nariz y su boca con un pañuelo o la parte interior de su codo. Enseñe a sus hijos a seguir esta práctica. Tire los pañuelos usados.
  • Limpie y desinfecte todas las superficies u objetos (perillas de puerta, llave del agua, etc.) que pueden estar contaminados.

Medicamentos antivirales

  • Los antivirales son medicamentos que sirven para tratar la influenza, pueden hacer que la enfermedad dure menos y que sea más leve.
  • Es mejor comenzar a tomarlos durante los primeros dos días de la influenza, esto puede ayudar a evitar las complicaciones por la influenza, como la neumonia.
  • Los antivirales como el Oseltamivir y el Zanamivir (no recomendado en personas con problemas respiratorios) están aprobados para su uso en mujeres embarazada y las que acaban de tener un bebé. Úselos si su proveedor de cuidados de la salud se los receta.
  • Los antivirales son considerados segunda línea de defensa, la primera línea de defensa es vacunarse cada temporada contra la influenza.

Si usted  o su bebé presentan síntomas o señales de la influenza, comuníquese de inmediato con su profesional de la salud. Por ejemplo: congestión o goteo nasal, dolor muscular o de cuerpo, dolores de cabeza, escalofríos, fiebre, sentirse muy cansada, tos o dolor de garganta, vómitos y diarrea (es más común en los niños).

COMMENTS