¿Puede la aspirina en dosis bajas reducir el riesgo de preeclampsia?

5 de marzo, 2018 por Azalia

La preeclampsia ocurre cuando la presión arterial es alta y hay señales de que algunos de sus órganos, como los riñones e hígado, no están funcionando bien en el embarazo.  Cuando la preeclampsia no se trata a tiempo esta  puede causar graves problemas para la mujer embarazada y su bebé. La preeclampsia también aumenta el riesgo de nacimiento prematuro (antes de las 37 semanas). Los bebés nacidos antes de tiempo pueden tener más problemas de salud que los bebés que nacen a tiempo.

La aspirina en dosis bajas

Para algunas mujeres, la aspirina en dosis bajas puede ayudar a reducir el riesgo de preeclampsia. Si su profesional cree que usted corre riesgo de tener preeclampsia, es posible que quiera que usted tome aspirina en dosis baja para ayudar a prevenirla. La aspirina en dosis baja también se llama aspirina infantil o aspirina de 81 mg (miligramos). Hable con su profesional de la salud para ver si el tratamiento con aspirina en dosis baja es adecuado para usted.

Usted puede comprar aspirina en dosis baja sin receta o su profesional de la salud puede darle una receta médica. Si su profesional desea que usted tome aspirina de dosis baja para ayudarle a prevenir la preeclampsia, tómela exactamente como se lo indique. No tome más, ni la tome con más frecuencia de lo que le indica su profesional. Tampoco comience a tomar aspirina por cuenta propia, esto solo lo debe hacer bajo la recomendación de su profesional de la salud.

Riesgo de preeclampsia

Vaya a todas sus visitas prenatales aunque se sienta bien. Usted puede tener preeclampsia sin saberlo. Si corre un alto riesgo de tener preeclampsia, su profesional puede recomendarle tomar aspirina en dosis baja después de las 12 semanas de embarazo. Algunas mujeres tienen un mayor riesgo de padecer preeclampsia, por ejemplo:

  • Tuvo preeclampsia antes.
  • Está embarazada de más de un bebé.
  • Tiene alta presión arterial, diabetes, enfermedad renal o un trastorno autoinmune, como el lupus.

Las señales o síntomas de preeclampsia usualmente ocurren durante el embarazo, pero a veces ocurren en las primeras semanas después del parto. Llame a su profesional de inmediato si ocurren cualquiera de las siguientes:

  • Hinchazón en las manos y la cara , especialmente alrededor de los ojos (la hinchazón de los pies es más común al final del embarazo y probablemente no es un signo de preeclampsia )
  • Aumento de peso repentino (5 libras o más en una semana)
  • Dolores de cabeza fuertes (que no se le quita al tomar acetaminofén)
  • Visión borrosa, luces centelleantes, pérdida parcial o total de la vista
  • Náusea o vómitos, especialmente si son repentinos y luego de las 20 semanas de embarazo
  • Dificultad al respirar o jadeo
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen o el hombro, sensación de quemazón en la boca del estómago
  • Confusión o simplemente sentirse mal

Los comentarios están cerrados