Diabetes Gestacional: Cómo controlar su azúcar

13 de marzo, 2018 por Azalia

¿Qué es la diabetes gestacional?

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que ocurre durante el embarazo. Significa que su cuerpo no está usando adecuadamente la insulina (hormona que ayuda a procesar las azucares) o que su cuerpo no está produciendo suficiente. Cuando esto sucede, aumenta el azúcar en la sangre. Tener niveles altos de azúcar en la sangre durante el embarazo aumenta el riesgo de ciertas complicaciones, que incluyen: preeclampsia, tener un bebé muy grande (macrosomía), nacimiento prematuro y tener una cesárea.

Qué puede hacer para ayudar a controlar la diabetes gestacional:

  • Cuidado prenatal: Las mujeres que tienen diabetes gestacional deben tener más visitas de control prenatal. Esto ayuda a su proveedor de atención médica a verificar que usted y su bebé están bien.
  • Verifique su nivel de azúcar: Necesitará controlar su nivel de azúcar en la sangre regularmente y mantener un registro. Esto ayudará a su proveedor a controlar su tratamiento. Es posible que necesite usar un instrumento especial para medir su nivel de azúcar en la sangre.
  • Coma alimentos saludables: Elija alimentos sanos, coma la cantidad adecuada y coma regularmente. Esto es un paso crítico para el control de su azúcar en sangre.
  • Manténgase activa: La actividad física ayuda a regular el nivel de azúcar en la sangre. Pregúntele a su proveedor cuánto y qué tipo de actividad puede hacer. Para la mayoría de las mujeres hacer 30 minutos de actividad física moderada (caminar, andar en bicicleta estática) por día es adecuado.
  • Medicamentos: Su proveedor puede recomendar el uso de insulina para controlar su nivel de azúcar en la sangre. En ciertos casos el provecho puede recomendar un medicamento oral. Su proveedor le dará más información de acuerdo a sus necesidades específicas.

La alimentación saludable y el control de la diabetes gestacional

La mejor manera de asegurarse de comer la cantidad y los alimentos adecuados es teniendo una consulta con un nutricionista dietista registrado (también llamado RDN). Un RDN puede crear un plan nutricional individualizado adaptado a sus gustos y sus necesidades específicas. Comer bien es uno de los pasos más importantes para controlar el azúcar en la sangre y reducir los riesgos asociados con la diabetes gestacional. Aquí hay algunas cosas que puede hacer:

  • No se salte sus comidas. La mejor manera de evitar que su nivel de azúcar en la sangre disminuya o aumente es comer regularmente. Asegúrese de comer desayuno, almuerzo y cena todos los días. También es posible que necesite dos o tres meriendas pequeñas al día. Esto ayuda a distribuir las calorías durante el día y así usted evitar pasar muchas horas sin comer o comer demasiado de una vez.
  • Porciones. Es importante comer con frecuencia, pero sin comer en exceso. Aprende sobre cuántas calorías necesitas comer al día y asegúrate de comer los tamaños de las porciones correctos. Por ejemplo, un plátano pequeño (alrededor de 6 “) cuenta como una porción, mientras que un plátano grande (alrededor de 9”) cuenta como dos.
  • Aprenda sobre los carbohidratos. Es recomendado que controle la cantidad de carbohidratos que consume en cada comida. Este es un paso muy importante para controlar su nivel de azúcar en la sangre. Los alimentos que contienen carbohidratos son: frutas, arroz, pasta, papas, pan, leche y frijoles, entre muchos otros. Su RDN puede hacer un plan nutricional que especifique el tamaño de las porciones que necesita de estos alimentos en sus comidas. Ciertos alimentos que contienen carbohidratos y también son ricos en fibra, como: frijoles, lentejas y avena. Estos son una buena fuente de carbohidratos para mujeres con diabetes gestacional. El contenido de fibra en estos alimentos y el tipo de carbohidratos hace que su cuerpo tarde más tiempo para digerirlos. Eso ayudará a que el nivel de azúcar en la sangre se mantenga dentro un rango deseable.
  • Proteínas y grasa. Asegúrese de comer proteínas magras como pechuga de pollo, pescado bajo en mercurio, legumbres, huevos y productos lácteos bajos en grasa, entre otros. Alrededor del 20 por ciento de sus calorías deben provenir de fuentes de proteínas. Las grasas saludables como el aguacate, el aceite de oliva, las almendras y otras nueces son buenas opciones. Limite la cantidad de mantequilla, crema, carnes con alto contenido de grasa o alimentos fritos.
  • Las verduras son su mejor aliado. Asegúrese de comer suficientes verduras y ensaladas todos los días. Sea aventurera y pruebe nuevas recetas. Es posible que se inspire mientras visita el mercado local de verduras. Si no conoce alguna verdura, pregunté cómo se prepara o si pueden compartirle una receta. Coma verduras de una variedad de colores como espinaca, jícama, calabacín, zanahorias, betabel, etc. De esta forma usted se asegura de consumir una variedad de nutriente.
  • Puede usar endulzantes artificiales. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés) dice que los sustitutos de azúcar como el aspartamo, la estevia, la sucralosa y el acesulfame de potasio son seguros para ingerir en cantidades moderadas durante el embarazo.
    Si usted padece fenilcetonuria (también llamada PKU), no consuma aspartamo ( equal y nutrasweet). La fenilcetonuria es una condición en la cual el cuerpo no puede digerir la fenilalanina (presente en el aspartamo).
  • Limite o evite ciertos alimentos. No coma alimentos con alta concentración de azúcares añadidos o simples como refrescos, postres, galletas, dulces, jugos de fruta, frutas secas, jarabes, miel, jarabe de agave, entre otros. Estos tipos de alimentos tienen un valor nutricional muy bajo o nulo y aumentarán los niveles de azúcar en la sangre. Limítelos tanto como sea posible.

Los comentarios están cerrados