Señales de advertencia luego que nace su bebé

11 de Mayo, 2018 por Azalia

Durante su embarazo su cuerpo trabajó muy fuerte para asegurarse que su bebé estaba sano y seguro. Ahora luego del parto, su cuerpo cambiará para adaptarse nuevamente. Algunos cambios son normales y le ayudarán a recuperarse. Sin embargo, debe estar alerta a ciertos cambios que pueden indicar que algo no marcha bien.

Hable con su proveedor de cuidados de la salud si ocurren alguno de los siguientes signos o síntomas de advertencia:

  • Sangrado abundante (más que su período normal o empeora)
  • Secreción, dolor o enrojecimiento que no desaparece o empeora. Estos podrían ser un signo de infección en la incisión de su cesárea o si se sometió a una episiotomía.
  • Intensos sentimientos de tristeza y preocupación que duran mucho tiempo después del nacimiento. Estos podrían ser un signo de depresión posparto (también llamada PPD, por sus siglas en inglés). PPD es un tipo de depresión que algunas mujeres sufren después de tener un bebé.
  • Fiebre más alta que 100.4 F
  • Dolor o ardor cuando va al baño
  • Dolor, hinchazón y sensibilidad en las piernas, especialmente alrededor de las pantorrillas. Estos podrían ser un signo de tromboflebitis venosa profunda (también llamada TVP), un tipo de coágulo de la sangre.
  • Rayas rojas en sus senos o bultos dolorosos en sus senos. Estos podrían ser un signo de mastitis, una infección mamaria.
  • Dolor intenso en la parte inferior del vientre, sensación de malestar estomacal o vómitos
  • Secreción vaginal que huele mal
  • Dolores de cabeza severos que no desaparecerán
  • Cambios de visión

Llame a su proveedor de cuidados de la salud  o marque 911 de inmediato si tiene alguno de estos signos o síntomas:

  • Sangrado que no se puede controlar
  • Dolor de pecho
  • Dificultad para respirar
  • Signos de shock, como escalofríos, piel fría y húmeda, mareos, desmayos o un corazón acelerado
  • Ver manchas

Si usted cree que hay algo anda mal, llame a su proveedor. Es importante obtener ayuda con prontitud.

Los comentarios están cerrados