¿Puede prevenirse la depresión perinatal?

La depresión es más que solo sentirse triste. Es una condición médica grave que necesita tratamiento para mejorar. La depresión causa sentimientos de tristeza y pérdida de interés en las cosas que le gusta hacer. Puede afectar cómo se siente, piensa y actúa y puede interferir con su vida diaria.

La depresión perinatal es la depresión que ocurre durante el embarazo o en el primer año después de tener un bebé. Es la complicación más frecuente del embarazo. Afecta a alrededor del 15 por ciento de las mujeres embarazadas.

La depresión no tratada durante el embarazo puede causarle problemas a su bebé, como el nacimiento prematuro. Cuando la depresión ocurre después del parto (llamada depresión posparto), puede hacer que sea difícil para usted cuidarse y cuidar a su bebé.

¿Se puede prevenir la depresión perinatal?

El mes pasado, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los EE. UU. (también conocido como USPSTF) hizo recomendaciones sobre formas de ayudar a prevenir la depresión perinatal. ¡Este es un gran paso para ayudar a las mamás!

Prevenir la depresión puede ayudar a las mamás y sus bebés a tener una vida más saludable. Esta recomendación aumenta el acceso a servicios para las mujeres a riesgo. Esto se debe a que, conforme a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, los servicios recomendados por USPSTF deben estar cubiertos por un seguro de salud sin ningún costo adicional para usted.

¿Qué necesitas saber?

El USPSTF dice que las mujeres con mayor riesgo de depresión perinatal pueden beneficiarse de ciertos tipos de dice que ciertos tipos de consejería (o psicoterapia) pueden prevenir la depresión perinatal para las mujeres con mayor riesgo de depresión. En las sesiones de consejería o psicoterapia, usted habla de sus sentimientos e inquietudes con un consejero o terapeuta. Esa persona le ayuda a entender lo que siente, a resolver problemas y a sobrellevar su vida diaria.

El Grupo de Trabajo recomienda terapia para las mujeres que tienen uno o más de estos factores de riesgo:

  • Señales y síntomas corrientes de depresión
  • Un historial de depresión u otra condición de salud mental
  • Ser adolescente embarazada o madre soltera
  • Tener circunstancias de vida estresantes, como bajos ingresos
  • Ser víctima de la violencia de pareja íntima

El Grupo de Trabajo recomienda dos tipos de terapia para prevenir la depresión en las mujeres de mayor riesgo:

  1. Terapia cognitivo-conductual. La terapia cognitivo-conductual (CBT, por su sigla en inglés) le ayuda a controlar los pensamientos negativos cambiando la forma de pensar y actuar. Los tipos comunes de CBT incluyen trabajar con un terapeuta para ayudarle a fijar metas e identificar pensamientos y conductas negativas, para que pueda comenzar a pensar y actuar de manera diferente.
  2. Terapia interpersonal. La terapia interpersonal (IPT, por su sigla en inglés) le ayuda a identificar y abordar condiciones y problemas de su vida personal, como relaciones con su pareja y familia, situaciones del trabajo o en su vecindario, tener una condición médica o perder a un ser querido. Los tipos comunes de IPT incluyen trabajar con un terapeuta en juego de roles, responder preguntas abiertas (que no se contestan con «sí» o «no») y examinar detalladamente cómo toma usted decisiones y se comunica con otras personas.

Si corre más riesgo de depresión, su profesional puede ayudarle a conseguir tratamiento con las terapias cognitivo-conductual e interpersonal. Sea sincera con su profesional cuando hable sobre su vida, su embarazo y sus sentimientos para que pueda ayudarle a encontrar terapeutas para el tratamiento.

Para mas información visite: nacersano.org 

COMMENTS