Cómo limpiarle la nariz a su bebé

16 de enero, 2013 por Azalia

Si su bebé no tiene limpia su nariz, va a estar incómodo. Además cuando vaya a comer, debe tener su nariz limpia para poder respirar cómodamente. ¿Y a qué bebé le gusta que le limpien la nariz? La mía casi no se dejaba.

Use una perita para aspirar mocos, pero hágalo con cuidado. No es bueno aplicar demasiada succión. Si las secreciones están secas, es más difícil succionar;  además a su bebé le dolerá y se le irritará el área. Lo mejor es humedecerle la nariz; esto hará que las secreciones se suelten y salgan con más facilidad.

Algunas formas de humedecer la nariz a su bebé:

  • Use toallitas húmeda para bebés, las que se usan para limpiarles la cara. Éstas son mágicas, ya que las puede llevar consigo a todas partes. Lo más que me gusta es que siempre están listas para usarse, son muy suaves y no dejan residuos.
  • Dele un baño. Si su bebé es muy pequeño, moje su nariz levemente y con cuidado. Si su bebé ya se sienta y juega en el baño, es más fácil. Juegue con él en el agua un rato de forma que le salpique agua en su carita; o mójele la nariz con sus manos.
  • Use una solución de agua salina para niños pequeños. Le recomiendo que tenga la aprobación del pediatra de su bebé antes de usarlas. Estas soluciones vienen en una botella que al apretarla rosea un chorrito del líquido en la nariz.
  • Cree un ambiente húmedo. La resequedad del ambiente, especialmente en los meses de invierno, puede resecar las secreciones. Abra el grifo del agua caliente en la ducha y cierre la puerta por un rato. Luego entre al baño con su bebé en brazos y permanezca allí un rato con la puerta cerrada, mientras el baño se llena de vapor. Si puede compre un humidificador ambiental y úselo en las noches en los meses de invierno.

Si usted cree que su bebé está resfriado, le recomiendo que lo hable con el pediatra.

Deje un comentario