Coloque a su bebé boca arriba para dormir, boca abajo para jugar

19 de Noviembre, 2013 por Azalia

2011d027_0071_zps36053132

Los bebés deben siempre dormir boca arriba, aunque sea para tomar una siesta corta. Ésta es una de las formas más efectivas de prevenir la muerte súbita infantil. Pero cuando su bebé esté despierto, debe pasar tiempo boca abajo. Esta posición ayuda a que fortalezca y desarrolle sus músculos de la espalda, cuello y brazos. Esto le ayudará a mantener la cabeza erguida,  a voltearse, y más adelante a sentarse y gatear.

Usted puede estimular a su bebé a que pase tiempo boca abajo en diferentes etapas de su crecimiento.

0-2 meses

Mientras usted está tumbada boca arriba, colóquese a su bebé en su pecho, acostado boca abajo y mirándola a usted. Háblele y anímelo a que levante su cabecita mientras le habla. Empiece con unos 5 minutos todos los días y vaya aumentando poco a poco.

3-5 meses

Puede usar un cojín o enrollar una toalla pequeña debajo del pecho y los brazos del bebé para darle soporte, si es necesario. Es muy posible que su bebé ya pueda mantener la cabeza y cuello erguidos con sus antebrazos.

  • Puede colocar un espejo para bebés (irrompible) para que su bebé pueda verse.
  • Acuéstese frente a su bebé y cántele o háblele. Eso lo motivará a mantener la cabeza y cuello erguidos.

6-9 meses

Su bebé ya debe ir preparando su cuerpo para el gateo, que puede comenzar más o menos a los 10 meses.

  • Coloque juguetes frente a su bebé en un semicírculo para que su bebé intente alcanzarlos. Este tipo de juego le ayudará a aprender a deslizarse y voltearse.

Este estimulo ayudará a desarrollar destrezas importantes. Por ejemplo las habilidades motrices como lo es empujarse hacia arriba, voltearse, sentarse, gatear, levantarse y finalmente caminar. También estimula su visión, audición y el equilibrio. Ayuda también a evitar que se le aplane la parte de atrás de su cabecita. Aunque esto es algo puramente cosmético, sucede con mucha frecuencia por el tiempo que pasan durmiendo los bebés boca arriba.

Tenga paciencia mientras su bebé se acostumbra a pasar tiempo jugando boca abajo. Si lo nota cansado o incomodo, álcelo en sus brazos un rato y luego vuelva a intentarlo. Haga esto todos los días y desde cuando su bebé sea recién nacido. Así logrará sacarle provecho a esta actividad y disfrutar sus beneficios.

Deje un comentario